Noticias

Fuden apuesta, una vez más, por la formación a las enfermeras hondureñas para la mejora de la atención urgente en el país


Fuden apuesta, una vez más, por la formación a las enfermeras hondureñas para la mejora de la atención urgente en el país

En el último proyecto llevado a cabo en Honduras, FUDEN Cooperación Enfermera, ha formado a más de 450 enfermeras en urgencias médico quirúrgicas, pediátricas y obstétricas con el fin de mejorar la atención sanitaria a la mujer y al niño en el país Centroamericano gracias a la financiación de la Comunidad de Madrid.

FUDEN inició su relación con la Comunidad de Madrid como financiador en Honduras con este proyecto dada la creciente preocupación que desde la Fundación se tenía por el aumento de la mortalidad materna en determinados departamentos del país, como el departamento de El Paraíso y el de Francisco Morazán. Atendiendo a esta necesidad se comenzó un trabajo conjunto con el Colegio de Profesionales de Enfermería de Honduras (CPEH) y el Centro de Capacitación e Investigación de Enfermería (CCIE) para la elaboración de un proyecto basado en la formación de recursos humanos y en el equipamiento sanitario de los hospitales y unidades de salud donde trabajan los recursos capacitados.

Mediante la impartición de diversos cursos de práctica enfermera en urgencias y emergencias obstétricas, medico-quirúrgicas y pediátricas, a lo largo de los 18 meses de vida del proyecto han sido 457 las enfermeras, auxiliares, parteras y voluntarios comunitarios formados con el fin de fortalecer la competencia científico-técnica del personal de los tres niveles de atención que existen en Honduras, hospitalario, primario y comunitario y a través de su conocimiento y buenas prácticas mejorar la calidad asistencial y la disminución de las muertes maternas en las zonas priorizadas.

Desde el inicio del proyecto, la prioridad básica ha sido la disminución de la morbi-mortalidad materna y la mejora de la salud infantil para el cumplimiento de los objetivos 4 y 5 del milenio, ya que tanto los beneficiarios directos, personal de enfermería, por ser el colectivo encargado del cuidado de la salud, como los beneficiarios indirectos, la población, especialmente mujeres y niños, son colectivos prioritarios en las políticas de desarrollo.

Los logros conseguidos a través del proyecto han sido, entre otros, que el personal auxiliar de enfermería visite a las pacientes en sus hogares con el objetivo de dar información y a la vez detectar otros problemas de salud que pueda presentar el resto de la familia; que el personal de enfermería, con el que se ha trabajado, de instrucciones a la embarazada y a su familiar cuando se refiere la paciente al hospital o a la clínica materna y, si éstas presentan signos y síntomas de peligro obstétrico, esa referencia se haga de forma directa utilizando la ambulancia privada, que se consiguió por acuerdos, o en transporte privado de algún voluntario que lo pone al servicio de la comunidad. Asimismo, en la Clínica Materno Infantil el personal auxiliar de enfermería les imparte charlas sobre lactancia materna, planificación familiar señales de peligro en el embarazo, y nutrición.
Por último, uno de los logros más importantes, ha sido que en los centros hospitalarios se trabaje con protocolos de enfermería en urgencias.

Además de los cursos, y gracias a la financiación de la Comunidad de Madrid, el proyecto colaboró con el Ministerio de Salud Hondureño mediante la donación de diverso material para mejorar la asistencia sanitaria en las zonas intervenidas. El Equipamiento clínico y la bibliografía sanitaria donada con el proyecto, y gracias a la subvención de la Comunidad de Madrid, se distribuyó en Tegucigalpa en diversos hospitales y en Danlí en el Hospital Gabriela Alvarado. A nivel rural se beneficiaron de la donación el Centro de Salud y la Casa Materna del municipio de Trojes. La bibliografía se entregó a las alumnas asistentes a las capacitaciones para facilitarles un libro de consulta fuera de las horas de trabajo.

Los maniquíes de prácticas en aula se entregaron a los socios locales para los talleres de formación continuada.
El Colegio de enfermeras CPEH fue el beneficiario de los muñecos para las prácticas de urgencias médico-quirúrgicas y pediátricas y el Centro de Capacitación, CCIE de la pelvis obstétrica.

En definitiva gracias a la ejecución de este proyecto el Gobierno de la Comunidad de Madrid ha contribuido a que la sociedad madrileña sea más solidaria y ha apoyado al Gobierno Hondureño en su esfuerzo por alcanzar las metas del milenio.