Noticias

Finaliza la cuarta edición del programa Vacaciones Solidarias con un balance positivo


Finaliza la cuarta edición del programa Vacaciones Solidarias con un balance positivo

La cuarta edición del programa Vacaciones Solidarias, organizado por la Fundación para el Desarrollo de la Enfermería (Fuden), finalizó el pasado 1 de noviembre con el regreso del último grupo de enfermeros españoles procedentes de Nicaragua, República Dominicana y Cuba, hasta donde se han desplazado durante un mes con el fin de acompañar a sus compañeros locales en la labor diaria en hospitales y centros de salud.

En esta ocasión, en Vacaciones Solidarias han participado cien profesionales españoles, como Yolanda Calvo, enfermera de Oncología del Hospital Donostia de San Sebastián, quien realiza un balance positivo de su experiencia en Nicaragua, donde ha conocido de cerca el funcionamiento del Hospital de Granada y de varios centros de salud. "El simple hecho de tener la oportunidad de viajar a un determinado lugar del mundo donde todo lo que ves y vives supone una experiencia nueva es gratificante", asegura Yolanda, quien manifiesta su agradecimiento a Fuden Cooperación Enfermera por haberle permitido vivir una experiencia de estas características. "En mi caso, estoy encantada y agradecidísima a Vacaciones Solidarias por haberme dado la oportunidad de tener una experiencia como ésta, que creo es absolutamente impagable".

Vacaciones Solidarias ofrece a los enfermeros españoles la oportunidad de desplazarse durante un mes a Cuba, Nicaragua y República Dominicana. A lo largo de las tres primeras semanas acompañan y observan el trabajo de sus compañeros locales, con la finalidad de compartir experiencias y descubrir sistemas sanitarios diferentes al español, beneficiándose ambas partes de las habilidades desarrolladas.

"Siempre hay aspectos que te sorprenden", recuerda Yolanda Calvo. "Resulta increíble viajar con ellos en una moto o en una furgoneta por unos caminos intransitables, llenos de barro para acceder a pueblos insospechados donde alguien voluntariamente te deja una dependencia de su casa para pasar consulta. Supone una grata experiencia atender a mujeres embarazadas para que cumplan con todos los protocolos de tratamiento durante el período de gestación, así como examinar a los niños para comprobar que están bien vacunados".

Por último, la cuarta semana de estancia en el país de destino está dedicada al ocio. Los enfermeros españoles participan en actividades de turismo responsable, conocen los lugares típicos, la gastronomía y las costumbres locales.

Para Yolanda Calvo, que este año ha repetido experiencia tras su estancia en 2006 en la República Dominicana, en Vacaciones Solidarias "hay que participar con el corazón, no se puede hacer en plan nos vamos a la aventura. Hay que involucrarse de verdad". A su juicio, "se trata de una oportunidad que no puedes desaprovechar, si eres una persona a la que le guste viajar y a la que le encante su profesión como es mi caso".

Una vez finalizada la cuarta edición de Vacaciones Solidarias, Fuden Cooperación Enfermera ya está trabajando en los detalles del programa de cara al año 2009. Entre otras novedades, el principal objetivo es ampliar el número de países de destino de los enfermeros españoles.