Noticias

'Espero que surja un debate para el crecimiento y desarrollo de la profesión y de la disciplina'


'Espero que surja un debate para el crecimiento y desarrollo de la profesión y de la disciplina'

Los 4.000 ejemplares publicados de la primera edición del libro La profesión va por dentro. Elementos para una historia de la Enfermería Española contemporánea se agotaron en menos de seis meses y tanto organizaciones como profesionales pidieron una segunda edición. Consciente de la importancia del contenido de este libro pionero, ya que hasta la publicación del mismo en mayo de 2009 no existía ningún texto editado que recogiera en un único volumen la propia historia de la enfermería y el desarrollo de la identidad de la misma en España, FUDEN lanza su segunda edición revisada y ampliada. Su autora Carmen Sellán Soto, directora de la Escuela Universitaria de Enfermería de La Paz nos comenta en la siguiente entrevista sus impresiones. La profesión va por dentro. Elementos para una historia de la Enfermería Española contemporánea está disponible pinchando aquí>>  

¿Cuál es el sentido de la segunda edición de La profesión va por dentro?
Dado el éxito que ha tenido el libro, se han agotado los ejemplares de la primera edición, y las peticiones que distintas entidades nos han hecho llegar hemos considerado la pertinencia de publicar una segunda edición. No es una reimpresión sino una segunda edición revisada y ampliada. En el primer capítulo se ha extendido la información incluida sobre el periodo que abarca de las primeras prácticas cuidadoras hasta los tiempos de Florence Nightingale.

Este año 2010 es el año de la Enfermería, un buen momento para publicar esta segunda edición…
Efectivamente en este año se cumplen los 100 años de la muerte de Florence Nightingale. Aunque, en mi opinión, si bien es cierto que Nightingale ha sido la enfermera más laureada, de esto hay muchas evidencias, ya que se le han dedicado desde vidrieras en catedrales hasta sellos conmemorativos, tiene un museo, etc. Sin embargo, Nightingale, pese a lo que se dice, no fue la primera teorizadora en Enfermería… hay algunas cuestiones, que deberíamos ir desechando. Indudablemente, Nightingale ha sido la enfermera anglosajona que llevó a cabo la reforma de las enfermeras de los países protestantes y, consiguió generar una corriente de opinión más favorable hacia las enfermeras laicas. Por otra parte, no debemos olvidar que Nightingale bebe en las fuentes del Instituto de las Diaconisas de Kaiserswerth y también estudia con las Hermanas de la Caridad en París. Todo ello le servirá para plantear los estudios de Enfermería en la La Escuela de enfermeras del Hospital St. Thomas. Dignificó una profesión para mujeres laicas, mujeres que no querían ir al convento o casarse.

¿Qué espera con la publicación de esta segunda edición?
En primer lugar, cualquiera que escribe lo que quiere es divulgar su obra. Pero fundamentalmente, el que le sirva a las enfermeras para reflexionar sobre su identidad, nuestra identidad y que, a partir de ahí, surja un debate y una masa crítica para el crecimiento y desarrollo de la profesión y de la disciplina.

Según su punto de vista ¿cuál es la identidad de la enfermería en este momento y hacia dónde se debería dirigir?
La pregunta no es fácil de responder porque yo no hablaría de una única identidad sino de varias identidades. Los profesionales enfermeros, para mí, tienen una baja autoestima generada en el "efecto sándwich" y espero que el grado, postgrado y doctorado contribuyan a que su asistencia y quehacer mejoren. La identidad de los profesionales, influidos por este "efecto sándwich", denota que no se sienten valorados por la organización y en muchas ocasiones por la sociedad. En la organización porque la presión asistencial hace que no puedan llevar a cabo el trabajo que les gusta y por la sociedad porque muchas veces no pueden interactuar con los pacientes como deberían debido a esa presión asistencial. Son malos tiempos, son tiempos de recorte, que no van a favorecer un gran desarrollo en el nivel laboral. Sin embargo, parece que son tiempos de bonanza en el sentido de que, gracias a Europa y, por segunda vez se sitúa el nivel de formación de la enfermería en la universidad.

Qué publicaciones son necesarias para los profesionales de enfermería, que es lo que falta y qué es lo que se debe generar y a través de qué línea.En la línea, fundamentalmente, del conocimiento generado a través de la investigación enfermera: conocimiento enfermero, es decir, el conocimiento disciplinar. Dicho de otro modo, conceptualizaciones que sirvan para la praxis, la investigación debe permitir que el ejercicio profesional sea más sólido en los conocimientos propios . Con frecuencia se habla de investigación pero ¿qué se investiga? ¿Qué significa investigar? Pero antes tendríamos que pensar si la enfermería es una disciplina únicamente englobada en las ciencias de la salud o si es una disciplina también perteneciente de las ciencias sociales. Esto daría la pista sobre qué y cómo investigar.Como bien sabemos, primero es el qué y luego es el cómo. Publicaciones que tienen que ver con la naturaleza de la disciplina y empezar a aportar al paisaje científico el conocimiento del qué enfermero.

¿Qué les diría a nuestros lectores?
Les diría que se lean mi libro, que aunque algunas partes puedan parecer áridas no lo son pero fundamentalmente lo que les diría es gracias. Gracias por mantener viva esta profesión pese a las dificultades del día a día y gracias por seguir teniendo ilusión. Fundamentalmente me gustaría decir gracias, enfermeros y enfermeras de este país, que pese a todo seguimos en el día a día.