Noticias

El apoyo a las parteras, básico para reducir la mortalidad materna e infantil en África


El apoyo a las parteras, básico para reducir la mortalidad materna e infantil en ÁfricaEl impulso de los cuidados enfermeros y parteros es una de las vías más adecuadas para reducir las tasas de mortalidad materna e infantil en África. Por ello, coincidiendo con el Día de África, la Fundación para el Desarrollo de la Enfermería (FUDEN) demanda a los gobiernos y agencias de cooperación que prioricen los proyectos de aumento del número de parteras y mejora de su formación de las enfermeras del continente africano.

Según el último informe de la Organización Mundial de la Salud sobre el progreso en el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio relacionados con la salud, en África más del cincuenta por ciento de los partos se produjo sin la asistencia de un agente sanitario cualificado. A juicio de FUDEN, la mejor manera de corregir esta realidad es impulsando la figura de la enfermera y de la partera para garantizar una atención adecuada, en especial durante el embarazo, parto y puerperio, cuando el riesgo de mortalidad es mayor.

El impulso de los cuidados enfermeros y parteros contribuye a reducir las tasas de morbilidad y mortalidad. "Los profesionales podemos contribuir a que el parto sea un momento de salud y no de enfermedad y muerte y podemos disminuir las muertes maternas y neonatales si respondemos desde el conocimiento científico a las necesidades de la mujer parturienta y el bebé", explica Ana Polo, coordinadora de los proyectos de FUDEN en África.

Los últimos estudios sobre mortalidad infantil señalan que sus cifras disminuyen a razón de un 2 por ciento cada año. Sin embargo, en África países como Guinea Ecuatorial siguen sufriendo un aumento del número de niños menores de cinco años que fallecen. Para FUDEN es necesario potenciar proyectos como el que está llevando a cabo en el mencionado país africano, en colaboración con la Junta de Comunidades de Castilla La Mancha, para mejorar la atención de enfermería infantil y materna. "El paso a la vida extrauterina es uno de los momentos más críticos. Este proceso se puede llevar a cabo de forma sencilla o se puede complicar y convertirse en una situación grave. Para afrontarla, hemos formado a las enfermeras y parteras de la región guineana de Bata en el tratamiento integral al niño crítico", explica Javier Morillo, cooperante de FUDEN y profesor de enfermería de la Universidad Rey Juan Carlos.