Noticias

Formación y recursos para disminuir la mortalidad materna e infantil en Honduras


Formación y recursos para disminuir la mortalidad materna e infantil en HondurasDisminuir la morbi mortalidad materna e infantil en los departamentos de Choluteca y Valle (Honduras) a través de la capacitación de las enfermeras y las auxiliares de enfermería ha sido el objetivo de los talleres impartidos por la Fundación para el Desarrollo de la Enfermería (FUDEN) en las mencionadas regiones hondureñas, con el apoyo de la Junta de Castilla y León.

Para ello, entre principios de abril y mayo las enfermeras de Castilla y León Rosa Carracedo y Ana María Ferreiro se desplazaron hasta Choluteca y Valle con el fin de impartir sendos cursos sobre urgencias obstétricas y pediátricas, en los que también participó como profesora la enfermera hondureña Sandra Maely Molina. En los talleres han participado medio centenar de enfermeras y auxiliares de enfermería quienes a su vez, a través de réplicas, se han comprometido a transmitir los conocimientos adquiridos al resto de profesionales que trabajan en sus respectivas regiones.

La enfermera Rosa Carracedo destaca la implicación mostrada por las profesionales hondureñas. "Están muy sensibilizadas y quieren disminuir la mortalidad materna e infantil, porque saben que eso es como un nivel, como una medición de la calidad de la atención y ellas sí que están concienciadas y quieren reducir estas muertes".

Los talleres impartidos por FUDEN han servido para actualizar los conocimientos de las enfermeras, así como para aumentarlos, ya que en muchos casos desconocían la materia objeto de los cursos, según explica Rosa Carracedo. "Hemos visto que trabajan de forma mecánica, hacen las cosas pero sin saber por qué. Les preguntamos cuántas capacitaciones habían recibido y la mayoría jamás había recibido una desde que finalizaron sus estudios, con lo cual este tipo de proyectos, pues claro, a ellas les sirve para refrescar conocimientos y actualizarlos con las últimas novedades. Hasta el momento, suplían esta carencia con la experiencia que llevan acumulada a lo largo de sus años de profesión".

Rosa Carracedo fue la encargada de dirigir el taller relacionado con las urgencias pediátricas, en colaboración con la enfermera local Sandra Maely Molina. "Hemos tratado la RCP (reanimación cardio pulmonar) tanto básica como avanzada, hemos hablado del politraumatizado y nos hemos centrado en las patologías más frecuentes que tienen allí, como sepsis o quemados, que tienen muchos niños quemados, intoxicaciones y ahogamientos".

Mientras que la matrona Ana María Ferreiro fue la responsable del taller de urgencias obstétricas, en el que abordó cuestiones relacionadas con la preclampsia y eclampsia, el parto con complicaciones y las hemorragias posparto, entre otros contenidos relacionados con esta materia.

Conocimientos y medios materiales
Formación y recursos materiales son las principales demandas realizadas por las enfermeras en la evaluación final de los talleres. "Todas solicitan que se les siga capacitando y, luego, subrayan la falta de medios que tienen. Muchas veces no tienen guantes o gasas, ni siquiera medicación. Por ejemplo, en Valle no tienen aparato de electros, si te tienes que hacer un electro deber ir a Tegucigalpa. No había aparato de anestesia, no había ventiladores… Trabajan con unos recursos muy limitados".

Precisamente, el proyecto llevado a cabo por FUDEN y la Junta de Castilla y León también ha tratado de paliar la falta de medios. Así, en febrero se envió un contenedor con varios equipos de resucitación para adultos y niños, cunas de reanimación, camillas ginecológicas y diverso instrumental enfermero para garantizar unos cuidados dignos de los niños y las mujeres embarazadas.

El objetivo final de las actuaciones ha sido la mejora de la calidad de la atención de urgencias que reciben la mujer y el niño en Honduras. De esta forma, también se está contribuyendo a conseguir el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio gracias a la aportación del trabajo enfermero.