Noticias

FUDEN presenta en Barcelona su ciclo sobre enfermedades tropicales desatendidas


FUDEN presenta en Barcelona su ciclo sobre enfermedades tropicales desatendidasLa Fundación para el Desarrollo de la Enfermería (FUDEN) presenta este martes, 21 de septiembre, a partir de las diez de la mañana, en el Hospital Santa Creu y San Pau de Barcelona la jornada "La salud de las poblaciones y las enfermedades desatendidas". Al acto de inauguración tienen previsto asistir el director general de Cooperación al Desarrollo y Acción Humanitaria de la Agencia Catalana de Cooperación, David Minoves, la responsable de FUDEN en Cataluña, Montse Peña, la directora de Enfermería y vicepresidenta primera del Consejo de la Profesión Enfermera en Cataluña, Marisa Jiménez, el comisionado de cooperación de la alcaldía de Barcelona, Manuel Vila, y la responsable de enfermería del Hospital de Santa Creu y San Pau, Carme Jover.

El ciclo de actividades, organizado por FUDEN y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), pretende sensibilizar a la población y al personal sanitario sobre el impacto de las enfermedades tropicales desatendidas, con diversas actividades que se van a desarrollar entre el 20 y el 29 de septiembre.

Las actividades incluyen un curso avanzado de cooperación y educación para el desarrollo, que va a tener lugar en el hospital barcelonés entre el 20 y el 24 de septiembre. Los participantes optarán al final del taller a una beca destinada a completar su formación en el terreno, incorporándose a uno de los proyectos de mejora de la salud y el trabajo enfermero de FUDEN en América. A su vuelta, se convertirá en un agente de sensibilización, ya que expondrá su experiencia a sus compañeras de hospital.

Los ciudadanos de Barcelona también podrán contemplar una exposición titulada "La salud de las poblaciones y sus enfermedades desatendidas". La muestra refleja la situación sanitaria de los países empobrecidos y ofrece información sobre enfermedades olvidadas como el cólera o el chagas. La reducción de su incidencia puede contribuir a la consecución de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, sobre todo los relacionados con la salud.