Noticias

Formación enfermera para disminuir las muertes de madres y niños en Guatemala


Formación enfermera para disminuir las muertes de madres y niños en GuatemalaLa mejora de la calidad y la calidez de la atención del proceso de embarazo, parto y puerperio es el eje del trabajo que la Fundación para el Desarrollo de la Enfermería, FUDEN, y la Xunta de Galicia, acaban de completar en el departamento de Retalhuleu, en Guatemala.

El proyecto ha formado a todos los profesionales de enfermería de la región, en concreto 48 enfermeras y 80 auxiliares de enfermería, quienes han participado en diversos talleres impartidos por la matrona española Susana Iglesias. "Han actualizado sus conocimientos sobre el control del embarazo, la atención del parto y el puerperio, ya que son aspectos que están muy relacionados con las muertes maternas. Hemos tratado de que los hospitales mejoren la atención porque el fallecimiento de embarazadas está vinculado con la debilidad de los conocimientos de sus profesionales sanitarios", explica la cooperante de FUDEN.

Además, un grupo de quince enfermeras guatemaltecas se han encargado de transmitir, a su vez, los nuevos conocimientos a las 150 comadronas tradicionales que trabajan en el ámbito rural de Retalhuleu, donde vive el 80 por ciento de la población, compuesta en su mayoría por comunidades indígenas. "También hemos incidido en la importancia de que cuando las comadronas detecten una señal de peligro en el embarazo deriven a la paciente a los hospitales, algo que hasta la fecha no ocurría en la mayoría de los casos".

El proyecto se ha completado con el envío de material de enfermería como maletines de parto y diverso instrumental relacionado con la atención obstétrica, así como simuladores de parto para las prácticas docentes y bibliografía relacionada con la salud materna.

En Guatemala, los índices de mortalidad materna están por encima de la media del continente americano, según los datos del informe "Estadísticas Sanitarias Mundiales 2009", publicado por la Organización Mundial de la Salud. Así, se producen 290 muertes maternas por cada 100.000 nacidos vivos, mientras que el promedio regional es de 99. Los índices de atención obstétrica también son susceptibles de mejora. Sólo el 41 por ciento de los partos es atendido por personal de salud cualificado.

Ante la necesidad de reducir la morbi-mortalidad materna e infantil en Guatemala, FUDEN y la Xunta de Galicia van a seguir trabajando en los próximos meses en Retalhuleu, con un nuevo proyecto que va a terminar de formar a todas las comadronas tradicionales de este departamento y va a llevar a cabo nuevas mejoras en las maternidades de los centros sanitarios, en colaboración con la Unidad Coordinadora del Desarrollo de la Enfermería del Ministerio de Salud del país americano.