Noticias

Planificación familiar para mejorar la salud reproductiva en Nicaragua


Planificación familiar para mejorar la salud reproductiva en NicaraguaMejorar las condiciones de vida de las mujeres y disminuir las tasas de mortalidad materna e infantil en Nicaragua son los objetivos del proyecto de cooperación enfermera que la Fundación para el Desarrollo de la Enfermería (FUDEN) y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) están llevando a cabo en Nicaragua. La iniciativa pretende fomentar la salud sexual y reproductiva, así como la planificación familiar entre las mujeres del país americano a través de los cuidados enfermeros.

Hasta el momento, cerca de un centenar de enfermeras, auxiliares de enfermería y líderes comunitarios han recibido formación específica en temas relacionados con la salud sexual y reproductiva y la planificación familiar . Los cursos los ha impartido en Nicaragua la enfermera española Desirée Pedraza. "Hemos profundizado en salud reproductiva, derechos sexuales, igualdad de género, enfermedades de transmisión sexual, con un apartado específico para el VIH, planificación familiar, métodos anticonceptivos y alguna dinámica para sensibilizarles más y que les resultara de utilidad, ya que, posteriormente, las alumnas van a replicar el taller a sus compañeras en los centros sanitarios".

A lo largo de los próximos meses las enfermeras nicaragüenses van a recibir un nuevo curso relacionado con las complicaciones ginecológicas y obstétricas que pueden aparecer durante el proceso de gestación y parto. El proyecto se va a completar con la dotación de equipamiento clínico para mejorar la atención de la mujer en el país americano.

Tasas de mortalidad materna
Las actividades se están llevando a cabo en los departamentos de Jinotega, Río San Juan, Chinandega y la Región Autónoma del Atlántico Norte, las zonas que sufren las mayores tasas de muerte materna, perinatal e infantil e índice de pobreza extrema, así como una mayor dificultad de acceso a los servicios de salud debido a sus características rurales.

Nicaragua posee la tasa de embarazo adolescente más alta de América, con 109 embarazos por cada 1.000 mujeres con edades comprendidas entre los 15 y los 19 años, según la ONU. Además, mueren 170 mujeres por cada 100.000 niños nacidos vivos, mientras que uno de cada tres partos se lleva a cabo sin la atención de personal sanitario cualificado.

VÍDEO: Mejora de la salud reproductiva en Nicaragua