Noticias

Infraestructura para mejorar la salud en Santo Tomé y Príncipe (África)


Infraestructura para mejorar la salud en Santo Tomé y Príncipe (África)La Fundación para el Desarrollo de la Enfermería (FUDEN) ha proseguido con su actuación integral en el complejo hospitalario Dr. Ayres de Menezes de Santo Tomé y Príncipe con el fin de modernizar las infraestructuras de las instalaciones en materia de higiene y salubridad. En los últimos meses ha finalizado la instalación de la red de agua potable, la construcción de un depósito de agua y la rehabilitación de las fosas sépticas, entre otras actuaciones, apoyadas por la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) y entidades locales como el ayuntamiento de Oviedo.

El complejo sanitario que conforma el Hospital Dr. Ayres de Menezes de Santo Tomé y Príncipe está integrado por una veintena de edificios. Cada uno tiene su propia red de saneamiento y vierte sus aguas residuales a diferentes fosas sépticas, que se encuentran obsoletas y deterioradas. La antigüedad de las instalaciones, así como el escaso mantenimiento que han tenido durante décadas provocan una serie de problemas de funcionamiento, aumentando así el riesgo de crear focos de infección que afectan directamente a la salud de los pacientes y del propio personal hospitalario. Esta es la situación que se pretende corregir con el trabajo integral llevado a cabo por FUDEN.

"Estas intervenciones influyen en una reducción de focos de infección y transmisión de enfermedades en las áreas hospitalarias, mejorando sus condiciones higiénicas y sanitarias así como las del medio ambiente", explica Fernando Ovejero, ingeniero técnico agrícola que ha realizado la supervisión y el seguimiento de los trabajos.

Gestión de residuos
Por un lado, FUDEN y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), en colaboración con otras administraciones españolas como la comunidad foral de Navarra y el ayuntamiento de Oviedo , han rehabilitado el sistema de tuberías y la red de agua del hospital, dotándolo de bombas de extracción de agua y de un depósito para su almacenamiento y presión adecuada, así como la limpieza de las fosas sépticas de las instalaciones.

En estos momentos, el trabajo prosigue con la rehabilitación del referido sistema de fosas sépticas, en este caso con la financiación del ayuntamiento de Oviedo. El objetivo es mejorar la gestión de los residuos hospitalarios. Hasta la fecha, se han rehabilitado las fosas sépticas y está casi concluido el nuevo horno incinerador, en cuya rehabilitación ha estado implicada la cooperación portuguesa. Junto al incinerador se ha construido un almacén para residuos infecciosos destinado a su tratamiento final.

La construcción de nuevas infraestructuras se acompaña con cursos de formación, como el impartido por Fernando Ovejero durante su estancia en el mes de febrero en Santo Tomé y Príncipe, destinado al personal de servicios, administración, laboratorios, enfermería y cirugía del hospital, que han recibido instrucción sobre la gestión de los residuos hospitalarios.