Noticias

ESPECIAL PRESCRIPCIÓN ENFERMERA La administración de fármacos El papel de la enfermera en la administración de medicamentos


ESPECIAL PRESCRIPCIÓN ENFERMERA La administración de fármacos El papel de la enfermera en la administración de medicamentosQue las enfermeras llevan años administrando medicamentos a los pacientes, no es un hecho ajeno a ninguna persona, sea o no ésta, un profesional de la salud. Si hay algún acto con el que los pacientes asocien a los profesionales de enfermería es con determinadas técnicas como la administración de inyectables. Dicha administración de medicamentos se realiza bajo una prescripción facultativa que se recoge en lo que se denomina la "Orden de tratamiento". Estas órdenes de tratamiento determinan el fármaco a administrar, la dosis, la vía y la pauta horaria de administración. Pero no es menos cierto que es responsabilidad de la enfermera todo lo que ocurre antes, durante y después de la administración del fármaco, más allá de valorar los archiconocidos "5 correctos" (persona, fármaco, vía, dosis y hora). La incompatibilidad de medicamentos, a dilución de los mismos, la permeabilidad y el cuidado de la vía por la que se va a administrar para controlar la absorción correcta, la valoración del efecto terapéutico o de los efectos adversos, las reacciones alérgicas o los efectos no deseados son algunos de los aspectos valorados por las enfermeras que administran el tratamiento y que son
reflejados en las "Observaciones de Enfermería" de cada paciente.

Esta toma de decisiones en relación con la administración de fármacos forma parte del trabajo diario de la mayoría de las enfermeras. En el contexto español, se enmarcan dentro de sus competencias desde hace muchos años. Y en general no son competencias exentas de repercusión legal, ni de responsabilidad. Ni mucho menos suponen un conjunto de intervenciones sin efectos en la salud del paciente sino que por el contrario, en términos de seguridad del paciente, son cuidados determinantes. En los últimos años, organismos internacionales como la OMS, Organización Mundial de la Salud, han alzado su voz para reclamar la importancia de todas estas intervenciones enfermeras en función no sólo de la salud del paciente, sino también en términos de coste efectividad de los sistemas de salud.

La realización de todos estos cuidados derivados de la administración de fármacos durante tantos años, cuidados absolutamente implantados en la dinámica laboral de las enfermeras, ha hecho que no se cuestionen las competencias de las enfermeras para el desempeño de las mismas ni desde fuera, ni desde el interior del propio colectivo enfermero, a pesar de haberse demostrado las importantes repercusiones de los mismos en la salud del paciente.

Pero si bien en términos de uso y administración de fármacos no se cuestionan las competencias de la enfermera y queda claro que no se incurre en ilegalidad alguna, esta visión cambia cuando se habla de realizar la "orden de tratamiento" o lo que es lo mismo, la prescripción del fármaco. Cuando hablamos de la toma de decisión que supone determinar qué fármaco se va a administrar, existe un desamparo legal al respecto para los profesionales de enfermería.