Noticias

ESPECIAL PRESCRIPCIÓN ENFERMERAEn Primera PersonaConcepción PadillaDirectora de la Estrategia de Cuidados de Andalucía valora la indicación enfermera andaluza desde su puesta en marcha en 2009


ESPECIAL PRESCRIPCIÓN ENFERMERAEn Primera PersonaConcepción PadillaDirectora de la Estrategia de Cuidados de Andalucía valora la indicación enfermera andaluza desde su puesta en marcha en 2009

¿Cuáles son las ventajas de la indicación enfermera en Andalucía, tanto para la sanidad como para la enfermera y el paciente?
La indicación enfermera es una nueva competencia desarrollada por las/los enfermeras andaluces, enmarcada dentro de la estrategia de calidad de la Consejería de Salud, donde se prioriza el trabajo multidisciplinar y la respuesta única e integrada al ciudadano en los diferentes ámbitos y espacios donde se desarrolla la atención sanitaria.

El nuevo espacio compartido que presenta el Plan de calidad para la atención al ciudadano, permite incorporar dentro del modelo de gestión clínica nuevas competencias profesionales para los enfermeros/as, potenciando así la complementariedad y la flexibilidad dentro de la atención sanitaria.

Para el ciudadano está suponiendo la mejora de la continuidad asistencial, la accesibilidad en procesos de su estado de salud-enfermedad, como embarazo, adolescencia, enfermedades crónicas, altas hospitalarias, pacientes frágiles…
Para la enfermería ha supuesto la respuesta normativa a una actividad asistencial que viene haciendo de manera histórica, garantizada por el conocimiento teórico de su disciplina.

Los sistemas sanitarios en general deben potenciar la gestión de las capacidades competenciales de los profesionales a su cargo para garantizar una atención efectiva. Por lo tanto las capacidades de resolución de problemas de salud de la población han de ser resueltas por el profesional competente, en el espacio adecuado y en momento necesario. Eso implica el desarrollo y la potenciación de las capacidades y competencias de cada uno de los profesionales que configuran el equipo de salud, y donde la prescripción enfermera da respuesta a todos los requisitos anteriormente expuestos.

Prueba de ello es que, desde la incorporación de la prescripción enfermera en el Sistema Sanitario Público Andaluz, cerca de medio millón de pacientes diabéticos y más de cien mil pacientes con incontinencia son atendidos en respuesta única por estos profesionales.

¿Cuáles son los resultados que se han obtenido desde la puesta en marcha de la indicación enfermera?
Son ya 2.892 enfermeras/os dentro de la sanidad pública andaluza las que están indicando. En su mayoría, 2.805, en atención primaria dando respuesta a pacientes frágiles, incapacitados, diabéticos, con heridas crónicas… y 87 en hospital dando respuesta a altas complejas. Y consultas de enfermería monográficas (diabetes, ostomías, etc.).

El número de indicaciones desde julio del 2009 hasta junio 2011, es de 919.468. De éstas 910.641 son productos y accesorios y 17.807 son medicamentos no sujetos a prescripción médica. Esto indica que la prescripción enfermera en Andalucía se comporta como en los demás países, donde se ya se encuentra instaurada esta práctica profesional

Se está dando respuesta a un conjunto de la población con problemas de salud complejos. Prueba de ello son que el número de indicaciones es el 98 % de productos y accesorios; 9.497 indicaciones de bolsas de ostomías, en su mayoría pacientes con cáncer de colon, 197.345 indicaciones de tiras reactivas para pacientes diabéticos seguidos en consulta de enfermería , 336.057 indicaciones de absorbentes para pacientes incapacitados o con problemas de incontinencia, 261.687 indicaciones de apósitos para pacientes incapacitados con UPP o pacientes con heridas crónicas y 6.422 indicaciones de sondas vesicales para pacientes incapacitados o con problemas de incontinencia urinaria en su mayoría cáncer de vejiga.



¿Qué cambios se han producido en el día a día de la enfermera desde que prescribe?
Las enfermeras del SSPA, se están incorporando a ese espacio compartido asistencial dentro del equipo multidisciplinar de una manera activa. La participación de estas profesionales en la elaboración de procesos asistenciales integrados, en la cooperación funcional dentro de las unidades de gestión clínica son una realidad, así como es la incorporación de la indicación enfermera.

Todas estas intervenciones no hacen nada mas que reforzar el papel trascendental que tienen las enfermeras/os dentro del Sistema Sanitario Público de Andalucía como parte integral de la respuesta humana, accesible, ágil, única que el sistema sanitario quiere dar al ciudadano.

Se ha potenciado la autonomía en la toma de decisiones además de simplificar la gestión de problemas complejos de muchos pacientes que estaban dentro del plan de intervención de la enfermera y donde la enfermera no podía ser finalista.

La indicación enfermera, junto a la posibilidad de la solicitud de pruebas complementarias, son herramientas que las enfermeras ya veníamos utilizando de una manera no regularizada dentro de las consultas de enfermería, ya que formaban parte del seguimiento de plan terapéutico de los pacientes. Por lo tanto, la normalización de estas intervenciones no hace más poner orden en el hacer que venían desempeñando las enfermeras/os desde hace mucho tiempo dentro del espacio de AP con los pacientes.

Desde el punto de vista del paciente, ¿qué cree que ha mejorado en la atención que recibe?
Como hemos indicado antes, el paciente tiene ahora a su disposición a un profesional de enfermería que puede darle una respuesta efectiva y finalista dentro un proceso de atención integral, sin necesidad de tener que dirigirse a otro profesional. Se garantiza la accesibilidad, ya que anteriormente a la regulación el paciente debía de acudir a dos profesionales para la resolución de su problema de salud. La agilidad, cuando las enfermeras de familia, tras la valoración indican un producto sanitario a paciente en situación de vulnerabilidad como son los pacientes incapacitados, pudiendo realizar la indicación en el mismo domicilio.

La continuidad asistencial en el momento que un paciente al alta con problemas de alta complejidad, lleva desde el hospital todas las indicaciones de productos y accesorios necesarios para la continuidad de cuidados en el domicilio, facilitando los cuidados a las cuidadoras que anteriormente debían de desplazase a centro de salud tras el alta.

¿Cuáles son los próximos pasos que se van a seguir?
Desde la estrategia de cuidados de Andalucía vamos a seguir trabajando por incorporar la prescripción enfermera, dentro de práctica asistencial de los equipos de AP y de Hospitalización. Vamos a seguir trabajando para ampliar la accesibilidad de los enfermeros/as a los ciudadanos Andaluces y garantizando una respuesta única al paciente.

A nivel de formación se están incorporando cursos sobre Uso Racional del Medicamento, así mismo, los distritos sanitarios y hospitales han realizado y siguen planificando cursos sobre Indicación enfermera en uso de productos y accesorios.

Se van a establecer prioridades y marcos de actuación en las altas complejas donde aún la efectividad de la indicación enfermera tiene un amplio margen de mejora.

Para la ayuda en la toma de decisiones en relación a la indicación, se han establecido grupos de trabajo para la elaboración de manuales de apoyo se inicia con manuales de absorbentes, productos de ostomías, tabaco, cirugía menor, apósitos.
La puesta en marcha de los procesos asistenciales en Andalucía, es el marco indiscutible donde tienen cabida los protocolos de colaboración. El plan terapéutico de un paciente, con intervenciones de educación para la salud, enseñanzas de los procesos de enfermedad, se ven enriquecidos con nuevas competencias como son la indicación enfermera o los seguimientos protocolizados del tratamiento farmacológico individualizado.
Desde el año 2010, se han realizado dos protocolos de seguimiento farmacológicos de medicamentos sujetos a prescripción médica, para seguimiento por enfermeras. Seguimiento Protocolizado del Tratamiento Farmacológico Individualizado para pacientes con Diabetes, y Seguimiento Protocolizado del Tratamiento Farmacológico Individualizado para pacientes con Anticoagulación oral. La formación acreditada, se inició en junio de 2011 y ha supuesto que 68 enfermeras de SSPA, tengan la formación para la aplicación de los protocolos de Diabetes y Anticoagulación oral dentro de las consultas de AP.


La formación de los enfermeros, en los protocolos de seguimiento farmacológico, acreditada por la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía, como parte del proceso de acreditación continua durante los meses de octubre y noviembre del 2011 incorporándose, nuevos protocolos a los ya implantados: sedación paliativa, hipolipemiante y antihipertensivos.


Para diciembre del 2011 se encontrarán formadas más de 200 enfermeras en Protocolos de Seguimiento colaborativos de medicamentos sujetos a prescripción medica, que van a dar respuesta a los pacientes crónicos estables seguidos por el equipo multidisciplinar de AP como son los paciente diabéticos, los paciente con anticoagulación oral, los pacientes en situación terminal con sedación paliativa en domicilio, los pacientes con RCV con tratamiento con hipolipemiantes o antihipertensivos.