Noticias

La cooperación enfermera es imprescindible para reducir la mortalidad infantil


La cooperación enfermera es imprescindible para reducir la mortalidad infantilLos niños son uno de los colectivos más vulnerables en relación con los cuidados de salud, de ahí la necesidad de garantizar una atención adecuada durante la infancia, cuando el riesgo de morbilidad y mortalidad es mayor. Con motivo del Día Universal del Niño, la Fundación para el Desarrollo de la Enfermería (FUDEN) afirma que la cooperación enfermera es imprescindible para reducir la mortalidad infantil en los países empobrecidos y cumplir con los Objetivos del Milenio en 2015. Al respecto, la Fundación señala que la promoción de los cuidados enfermeros y parteros es fundamental para mejorar la salud neonatal en las poblaciones con menos recursos.

En el actual contexto económico, es importante que tanto las administraciones como la sociedad, en su conjunto, tengan siempre en cuenta que la salud es un derecho de todas las personas y un factor imprescindible para el ejercicio efectivo de los derechos humanos. En regiones como Centroamérica, la situación de pobreza de muchas familias que no tienen recursos para contar, al menos, con una comadrona; la dispersión geográfica de la población en el ámbito rural y el difícil acceso a los puestos de salud; así como el desconocimiento de las señales de peligro que indican los riesgos para la vida durante el embarazo son algunos de los factores que provocan el fallecimiento de niños y mujeres embarazadas.

Para corregir esta situación, la Fundación para el Desarrollo de la Enfermería (FUDEN) y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) están llevando a cabo un proyecto de cooperación enfermera en Nicaragua, El Salvador y Guatemala con el fin de mejorar la calidad de la atención prestada por los profesionales de enfermería y los recursos humanos comunitarios en los sistemas públicos de salud. Uno de los principales objetivos es reducir las tasas de mortalidad infantil potenciando la asistencia sanitaria por parte de personal formando adecuadamente, con los recursos necesarios para ello. De esta forma, durante el presente año, se van a formar a más de mil enfermeras, parteras y promotores de salud.

La Organización Mundial de la Salud considera a las profesionales de enfermería como motores de desarrollo para la consecución de un cambio que pueda propiciar la estrategia de "Salud para todos" y la obtención de los Objetivos del Milenio en 2015. Así, la enfermería desempeña un papel central a la hora de lograr objetivos como la reducción de la mortalidad de los niños menores de cinco años.