Noticias

FUDEN y Castilla La Mancha crean protocolos enfermeros en Dominicana para reducir la mortalidad infantil


FUDEN y Castilla La Mancha crean protocolos enfermeros en Dominicana para reducir la mortalidad infantilLa Fundación para el Desarrollo de la Enfermería (FUDEN) y el Fundación Castellano-Manchega de Cooperación han creado un manual de protocolos de atención de enfermería al neonato en la República Dominicana con el fin de apoyar la estrategia de tolerancia cero contra la mortalidad infantil que promueve el Ministerio de Salud del país caribeño a través de la Dirección Nacional de Enfermería.

Los nuevos protocolos de enfermería abarcan todo el proceso de atención del neonato, desde la asistencia en el paritorio y la recepción del recién nacido hasta las diferentes patologías y riesgos para la salud de los niños. "Estos documentos tratan de reducir las infecciones nosocomiales, intrauterinas y las transmitidas directamente de la madre al feto, ya que estas patologías son una de las principales causas de morbi-mortalidad en Dominicana", explica Gustavo Traver, enfermero español responsable del asesoramiento y los cursos impartidos a las enfermeras locales con el fin de que redactaran los protocolos. "Estos documentos contemplan medidas de higiene destinadas a los propios sanitarios y a los pacientes y sus familiares con el fin de reducir los riesgos de contagio de patologías infecciosas".

Gracias a la colaboración de la Dirección Nacional de Enfermería de Dominicana, los nuevos protocolos se están implantando en los cinco hospitales de la República Dominicana que prestan atención materno-infantil: Arturo Grullón de Santiago de los Caballeros y Robert Reid Cabral. Luis Aybar, San Lorenzo de los Mina y la Maternidad de la Altagracia en la región sanitaria 0 de Santo Domingo. La redacción de los documentos la ha realizado un comité técnicos de expertos compuesto por representantes de las cinco clínicas, con el asesoramiento directo de Gustavo Traver, quien ha impartido diversos talleres sobre la redacción y aplicación de procesos de enfermería en los que han participado más e medio centenar de enfermeras de la República Dominicana. "Durante los cursos han sentido al inquietud de revisar sus conocimientos y de aplicarlos posteriormente para tratar a los niños. Han comenzado a conocer al feto desde la célula y a ser conscientes de sus facultades para cuidar la salud de los neonatos", señala Gustavo Traver.

Dotación de material
El proyecto de cooperación enfermera se ha completado con la dotación de material para modernizar los cuidados de salud neonatales en el hospital Arturo Grullón. Para ello se han distribuido equipos como resucitadores pediátricos, cunas térmicas y de neonatos, lámparas de fototerapia, diverso instrumental enfermero como estetoscopios neonatales o laringoscopios y bibliografía actualizada sobre cuidados pediátricos.

El objetivo final es fortalecer los servicios y la competencia técnica de las enfermeras dominicanas para reducir la morbilidad y la mortalidad infantil y contribuir, así, al cumplimiento de los Objetivos del Milenio relacionados con la salud.