Noticias

Aumenta la brecha entre la ayuda española en salud y derechos sexuales y reproductivos y las necesidades de los países de la Unión Africana


Aumenta la brecha entre la ayuda española en salud y derechos sexuales y reproductivos y las necesidades de los países de la Unión AfricanaMarta O'Kelly, directora de Red ACTIVAS, ha presentado el informe y han analizado los datos las activistas Nouzha Ameziane, de la Union de l'Action Féminine de Marruecos, Alfounsseyni Sangare, del Groupe Pivot Santé et Population de Mali y Nafissatou Ousmane de la ONG DIMOL de Níger.

El objetivo de este estudio es poner de relieve cuál es la situación actual en materia de Derechos Sexuales y Reproductivos, destacando los instrumentos y actores clave para hacer incidencia política en favor de dichos derechos. El informe pone además sobre la mesa las carencias y contradicciones que se dan en cuanto a las necesidades de los países africanos y la cooperación española en estas materias.

En el estudio se hace una comparativa entre 11 países africanos, analizándose actores, órganos y procedimientos para la incidencia política en defensa de la salud y los derechos sexuales y reproductivos de la Unión Africana. Además, se han analizados datos sobre España, así como sus políticas de cooperación en temas de género y salud.

Con respecto a África, los países africanos incluidos en el Mapa son Cabo Verde, Níger, Senegal, Mali, Gambia, Namibia, Angola, Mozambique, Etiopía, Kenia y la República Democrática del Congo. A excepción de Kenia, todos son socios de la cooperación española de acuerdo al Plan Director 2009-2012.

Los datos más preocupantes, que atañen a todos los países, son aquellos que hacen referencia a la violencia de género, justificada en muy altos porcentajes - Etiopía (81%) República Democrática del Congo (76%), Gambia y Níger-; así como a la mutilación genital femenina, una violación de los derechos humanos donde se encuentra cifras tan alarmantes como en Mali, con el 85% de las mujeres mutiladas; y también preocupan las altas cifras de mortalidad materna -Etiopía (673 mujeres muertas por cada 100.000 nacidos vivos), Níger (648), la República Democrática del Congo (549), Kenia (488), Namibia (449) o Malí (464)-, cuya causa principal son dificultades de las mujeres para tomar decisiones sobre su cuerpo y su salud y el escaso acceso a servicios sanitarios cualificados.

El informe refleja también que:
• Mali, Níger y República Democrática del Congo que están entre los diez países con mayor desigualdad de género a nivel mundial.
• El uso de anticonceptivos es sumamente bajo en la mayoría de países, y particularmente baja en Angola (5%), Níger (5%), República Democrática del Congo (6%) ó Mali (6%).
• La proporción de partos asistidos por personal cualificado es diferente en cada país, pero preocupa especialmente en Etiopía (5.7%) o Níger (17.7%).
• En la mayoría de los países la prevalencia de VIH/sida se sitúa en 2% del total de la población, siendo las mujeres quienes presentan una proporción más alta, como ocurre en Senegal, Mali, Namibia, Mozambique, Etiopía, Kenia ó la República Democrática del Congo.

En el caso de España, destaca el hecho de que a pesar del amplio marco legal y político con los que el Estado español se ha dotado para garantizar la salud y los derechos sexuales y reproductivos, existen importantes brechas en la implementación de estos derechos. Y también hay una gran preocupación en la sociedad civil por la escasa voluntad política gobierno actual en temas como la educación sexual, la interrupción voluntaria del embarazo y la prevención del VIH/sida, entre otros.

Con respecto a la cooperación en Salud y Género, el panorama es crítico debido a los drásticos recortes contemplados en la propuesta de presupuestos, de manera que la Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD) española ha ido disminuyendo paulatinamente y podría pasar del 0.46% - de 2005 a 2009- al 0.2% previsto en 2012. Red ACTIVAS denuncia que estos recorten están afectando muy especialmente a la Salud y los Derechos Sexuales y Reproductivos, pues este sector recibe sólo 1,7%, a diferencia del 6% del presupuesto establecido por el Plan Director, con el consiguiente perjuicio que esto supone para la salud de miles de mujeres y niñas.

Otros datos destacables son:
• No hay un plan nacional de educación sexual, lo que hace que el acceso a la educación e información en materia de salud y derechos sexuales y reproductivos dependa de la voluntad y capacidades de los educadores.
• Existen grandes desigualdades entre las Comunidades Autónomas en materia de salud sexual , anticoncepción y acceso a la interrupción voluntaria del embarazo.
• La tasa de abortos por cada 1000 nacimientos está por debajo de la media europea
• Destaca el movimiento feminista como agente activo en la defensa de los derechos sexuales y reproductivos
• Los espacios de participación para la ciudadanía en la toma de decisiones sobre la política pública son de carácter consultivo con insuficiente poder para exigir cambios.