Noticias

La enfermería de Castilla La Mancha estudia cómo mejorar la atención sanitaria de la población inmigrante


La enfermería de Castilla La Mancha estudia cómo mejorar la atención sanitaria de la población inmigranteEste lunes, 23 de abril, comienza en Toledo un curso de sensibilización de las enfermeras sobre los factores interculturales vinculados con la atención sanitaria de las personas inmigrantes que viven en Castilla La Mancha. En la formación, que va a tener lugar en el hospital Virgen de la Salud hasta el miércoles 25, van a participar 30 enfermeras de la región. Esta iniciativa forma parte de un programa emprendido por la Fundación para el Desarrollo de la Enfermería (FUDEN) y la Junta de Comunidades de Castilla La Mancha con el fin de mejorar la calidad de los cuidados de salud que recibe este colectivo de la población.

Además del curso de Toledo, a lo largo de los próximos meses está previsto que se celebren también estos talleres formativos en las provincias de Albacete y Ciudad Real. En total, alrededor de 75 enfermeras de Castilla La Mancha van a aumentar sus conocimientos relacionados con los problemas de salud de los que los pacientes inmigrantes. Para ello durante tres jornadas se van a acercar a las costumbres y los hábitos de las diferentes culturas existentes en la comunidad autónoma y van a profundizar en temas como el fenómeno de la migración en la región, los conceptos de pluriculturalidad e interculturalidad y las competencias que la enfermería necesita para afrontar esta realidad.

Guía de atención al paciente inmigrante
El proyecto de FUDEN y la Junta de Comunidades de Castilla La Mancha se va a completar con la distribución entre los enfermeros de la comunidad de una guía para la atención de la población inmigrante. Se trata de un manual multilingüe, traducido a los idiomas francés, polaco y rumano, que pretende facilitar la comunicación entre los profesionales sanitarios y los pacientes de otros países.

La iniciativa ha contado con la participación de las asociaciones de inmigrantes de Castilla La Mancha, con el fin de recoger de primera mano los interrogantes y las dificultades que tienen a la hora de acceder al sistema sanitario público, entre ellas barreras como la comunicación verbal y cultural.