Noticias

FUDEN y Castilla y León llevan la atención primaria a los municipios de la República Dominicana


FUDEN y Castilla y León llevan la atención primaria a los municipios de la República DominicanaLa Fundación para el Desarrollo de la Enfermería (FUDEN) y la Junta de Castilla y León han llevado a cabo un proyecto de cooperación enfermera que ha mejorado la cobertura de la atención primaria en los bateyes de la provincia de Monte Plata, en la República Dominicana. La iniciativa ha tenido lugar en los bateyes del municipio de Sabana Grande de Boyá, donde viven más de 23.000 personas.

En primer lugar, FUDEN y la Junta de Castilla y León han formado a 70 enfermeras en materias relacionadas con la enfermería comunitaria, con el fin de promover entre la población el autocuidado, los hábitos de vida saludables y la prevención de las enfermedades infecciosas. La formación inicial ha estado a cargo de la enfermera de Castilla y León, Verónica Rincón, quien se desplazó hasta Sabana Grande de Boyá para impartir un curso sobre salud comunitaria y gerencia administrativa de los servicios de salud. "Les he enseñado a realizar planes de cuidados, a que sean conscientes de la necesidad de registrar todas las actividades que realizan con la población, para que luego cualquier enfermera o incluso un promotor pueda tener el seguimiento de sus resultados y volver a desarrollarlas si fuera necesario".

Una vez realizada la formación inicial el proyecto ha seleccionado a cuatro enfermeras que han trabajado como facilitadoras en los bateyes donde se han desarrollado las actividades, colaborando y formando, a su vez, a cuarenta líderes comunitarios que se han convertido en promotores de salud entre la población. La formación se ha apoyado con la distribución de bibliografía enfermera sobre cuidados comunitarios, pediátricos, geriatría y salud materna. Además, las siete unidades de atención primaria de los bateyes han recibido equipos básicos clínicos, mientras que las enfermeras cuentan con nuevos maletines con instrumental para facilitar el desempeño de su trabajo.

De forma paralela, la calidad de vida de la población también ha aumentado con medidas como la instalación de diez letrinas, que evitan la contaminación del agua y disminuyen el riesgo de contagio de enfermedades infecciosas; la distribución de 500 mosquiteras, que evitan la transmisión de patologías a través de la picadura de los mosquitos; y la entrega a las familias de material ortopédico para las personas mayores. "Estos proyectos aumentan la cobertura de la salud de familias que anteriormente no habían recibido ninguna atención sanitaria. Ahora, gracias al trabajo de las enfermeras son conscientes de la necesidad de cuidarse por ellos mismos con el fin de mejorar su salud", afirma Verónica Rincón.

Con la ejecución de este nuevo proyecto, la Fundación continúa con su apoyo al proceso de introducción de este modelo de atención sanitaria por parte del Ministerio de Salud Pública y sigue trabajando de forma estrecha con la Dirección General de Enfermería de la República Dominicana, la contraparte local en la República Dominicana.