Noticias

Mejora de la atención de enfermería materna e infantil en Guinea Ecuatorial a través de nuevos registros y procedimientos


Mejora de la atención de enfermería materna e infantil en Guinea Ecuatorial a través de nuevos registros y procedimientos"Les hemos enseñado la forma adecuada de atender a los enfermos. Yo puedo estar haciendo unos cuidados, pero si no los registro no constan en ningún lado. De lo que se trata es de crear una cultura de registro y de su aplicación a través de procedimientos. Por ello les hemos formado para manejar esos nuevos conceptos y también para trabajar a pie de cama. Han mejorado su praxis y con ello la calidad de los cuidados". Así resume la enfermera guineana Soledad Sahutoho los resultados del proyecto llevado a cabo en los dieciocho hospitales públicos de Guinea Ecuatorial por la Fundación para el Desarrollo de la Enfermería (FUDEN), la Agencia Andaluza de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AACID) y el Ministerio de Sanidad del país africano.

El proyecto, que se ha prolongado durante tres años, ha aumentado la calidad de la atención de enfermería materna e infantil. Para ello ha establecido una estructura metodológica de los cuidados de salud, diseñada y puesta en marcha por un equipo de expertos enfermeros españoles y guineanos en temas relacionados con los procesos de calidad, los planes de cuidados, los procedimientos y registros, la documentación clínica y los sistemas de información.

A juicio de Soledad Sahutoho, enfermera responsable de la implantación del programa en los hospitales, asegura que uno de los resultados conseguidos ha sido la mejora del desempeño de la enfermería, incidiendo en diversos puntos de los cuidados de salud, a través de registros y procedimientos.

Los registros
La valoración de enfermería.
"Hemos implantado la valoración integral del paciente, que no existía, permitiendo que lleguemos al enfermo desde otro contexto, porque por ejemplo, yo vengo, ingreso por una neumonía, pero tengo otras necesidades. Entonces hemos enseñado a que lleguen al enfermo, a valorar la respiración, alimentación, comunicación, eliminación, las necesidades de reposo y sueño, las creencias, la movilización, la necesidad de ocio, higiene. En conjunto, valoramos las catorce necesidades humanas básicas, todos cubrimos esas necesidades sólo que en cuando estamos enfermos, hospitalizados se ven alteradas. El papel de la enfermera es fundamental, porque si yo detecto esas necesidades puedo ayudar a satisfacerlas. Para mí es una de las hojas más bonitas que hay, porque es la que te hace llegar al enfermo. Viene por una cosa y si haces una buena valoración en el primer momento de la hospitalización, porque la valoración se hace durante las primeras 24 horas, entonces detectas otros problemas, que tú a lo mejor como enfermera no puedes solucionar pero sí los puedes referir a otros profesionales. En esa hoja ya recogemos también cuáles son los diagnósticos enfermeros y cuáles son los problemas interdependientes. Los Diagnósticos enfermeros son los problemas que yo detecto y de forma autónoma puedo dar solución sin la ayuda del médico. El problema interdependiente es aquel problema, coincidente con el diagnóstico médico; una neumonía por ejemplo, en el que hay que poner un tratamiento, el médico lo prescribe y yo como enfermera lo administro. Entonces son interdependientes, o de colaboración, porque se necesita al médico y al enfermero para atender integralmente a los pacientes".

La hoja de gráfica. "Una vez que hemos trabajado la hoja de valoración, tenemos la de gráfica, que es importante, porque ahí vamos registrando los signos vitales y los cuidados que vamos haciendo, es decir controlando al enfermo: si defeca todos los días, si orina, si ha vomitado, cómo es ese vómito, el contenido, el color, etc. También se recogen otros cuidados por ejemplo si le hemos canalizado una vía venosa, ponemos la fecha, el tipo de vía, dónde la hemos canalizado; si hemos colocado una sonda vesical hay que anotarlo también, al igual que si colocamos una sonda nasogátrica. Todo esto para llevar el control y hacer los cambios de los equipos en el periodo estipulado, por ejemplo. Esa hoja es muy completa, ya que además tiene una sección para el pre y post operatorio".

La hoja de tratamiento. "Es estrictamente para transcribir el tratamiento médico. Anotamos el medicamento, la vía, la dosis y la frecuencia. A partir de ahí cada profesional que va administrando va firmando. Sirve para que se controle y se sepa que no sólo se ha administrado el medicamento sino quién lo ha administrado y en qué horario".

La hoja de intervenciones. "Ha sido una hoja muy nueva para ellos. Con ella hacemos el seguimiento diario del enfermo a nivel de respiración, movilidad, comunicación, alimentación y aprendizaje. A diario vamos viendo las necesidades que estamos cubriendo en el enfermo, las que detectamos en la valoración. Por ejemplo, en lo que se refiere al aprendizaje, hay pacientes que llegan al hospital y tienen un nivel muy bajo de conocimientos entonces brindamos educación sanitaria. Si a un paciente se le da el alta tras una intervención, habrá que decirle los cuidados que debe tener: no tocarse la herida, ir al centro de salud a curarse; si se tiene que curar en casa los cuidados que debe realizar, si tiene que usar guantes, cómo tiene que lavarse las manos. Los signos de alerta para buscar ayuda en el hospital. Aquí estamos hablando de calidad".

La hoja de observaciones. "Es un diario donde, por turno, se va poniendo todo lo que vamos haciendo a lo largo del mismo. Es muy importante también".

La hoja de valoración del recién nacido. "Es una hoja exclusivamente para el neonato, donde se recoge datos de cómo ha sido el parto, el peso, características del cordón umbilical, el tratamiento, los cuidados brindados la recién nacido, etc. También se incluyen los datos de la madre".

El patograma. "Es una hoja muy importante para que haya un seguimiento antes, durante y en el postparto inmediato. Esa hoja la valoran muchísimo porque al tratar al recién nacido les ayuda a conocer los antecedentes de la madre. En muchos casos el hecho de no tener esa información provoca que incluso el niño pueda fallecer antes de ni si quiera tener un diagnóstico".

Los procedimientos.
"Los registros son la forma de registrar lo que hacemos, pero los procedimientos son muy importantes porque es la forma de llevar a cabo los cuidados que prestamos. Junto con los registros hemos implantado también los procedimientos. Algunos de ellos son la toma de signos vitales, cómo canalizar una vía venosa correctamente, la colocación de una sonda vesical, el lavado de un enfermo en cama, la colocación de sonda nasogástrica, la administración de un enema, etc. Son cuidados que se llevan a cabo a lo largo de la hospitalización y que llevarlos de una forma adecuada influyen también en la calidad de la que estamos hablando. No sólo tengo que registrar que he puesto una sonda, sino cómo lo he hecho, es decir la utilización de la técnica adecuada".