Noticias

Cooperación enfermera para apoyar la atención sanitaria rural en el departamento de Chontales (Nicaragua)


Cooperación enfermera para apoyar la atención sanitaria rural en el departamento de Chontales (Nicaragua)La Fundación para el Desarrollo de la Enfermería (FUDEN), el Parlamento de Andalucía y el Ayuntamiento de Málaga están llevando a cabo en el departamento de Chontales, en Nicaragua, un proyecto de cooperación enfermera que pretende mejorar el nivel de salud de la población que vive en las comunidades más aisladas, donde viven alrededor de 200.000 personas. La iniciativa, realizada en colaboración con la Asociación Colegio de Enfermeras Nicaragüenses, va a apoyar el trabajo realizado por las Brigadas Médicas Móviles, que son los equipos responsables de llevar la salud a estos lugares y de garantizar el acceso de la población a la atención sanitaria.

En concreto, la iniciativa va a mejorar los recursos con los que cuentan las Brigadas Médicas Móviles de los municipios de cobertura del sistema de salud integral (SILAIS) de Chontales, formadas por alrededor de un centenar de profesionales sanitario, que van a recibir material de movilización en terrenos selváticos y pantanosos, equipos clínicos para la atención de emergencias y medios para el transporte urgente de personal sanitario y pacientes.

La función de las brigadas
Los problemas de transporte y la falta de recursos económicos son dos factores que dificultan la atención sanitaria en las poblaciones rurales de Nicaragua. Llevar los cuidados a estas comunidades es la función de las Brigadas Médicas Móviles. Están formadas por un grupo de profesionales sanitarios, médicos, enfermeros y especialistas de salud ambiental e higiene. Estos equipos suelen visitar las comunidades más aisladas al menos dos veces al año. Habitualmente, sus misiones duran entre diez y quince días, si bien se pueden prolongar hasta los veinte días, dependiendo de la lejanía de cada lugar y de las dificultades para acceder al mismo.

Una vez llegan a su destino, las brigadas pasan consulta a todas las personas que lo necesitan, con especial atención a las mujeres embarazadas, que presentan algún problema obstétrico o que, incluso, nunca hayan recibido atención médica. Entre los grupos prioritarios también se encuentran los niños menores de diez años, con un control específico de las enfermedades más comunes de la región, entre ellas las respiratorias y las diarreicas. En ocasiones, las brigadas también llevan a cabo campañas de inmunización y vacunación contra enfermedades como el sarampión, el tétanos, la difteria o la poliomielitis.