Noticias

Treinta enfermeras asturianas mejoran su formación sobre las enfermedades tropicales desatendidas


Treinta enfermeras asturianas mejoran su formación sobre las enfermedades tropicales desatendidasEl Centro de Salud Severo Ochoa de Gijón acoge a partir de este lunes, 4 de noviembre, un curso avanzado sobre cooperación al desarrollo en el ámbito de la salud y el impacto de las enfermedades tropicales desatendidas en las poblaciones con menos recursos en el que van a participar una treintena de enfermeras asturianas. Esta iniciativa, organizada por la Fundación para el Desarrollo de la Enfermería (FUDEN) y el Principado de Asturias, pretende sensibilizar al personal sanitario sobre el impacto de las enfermedades tropicales desatendidas. Las actividades, que se van a prolongar hasta el próximo 14 de noviembre, dan continuidad a una iniciativa similar de ambas instituciones llevada a cabo en Oviedo, con la formación de otras treinta profesionales.

El curso, de 40 horas de duración, distribuidas en treinta teóricas y diez prácticas, ofrecerá a las enfermeras una formación sobre el ámbito de la solidaridad, profundizando también en el conocimiento de las enfermedades tropicales desatendidas. A lo largo de ocho jornadas abordará temas como el desarrollo humano, la cooperación internacional al desarrollo, la metodología de trabajo en la cooperación internacional al desarrollo, las enfermedades tropicales y las enfermedades tropicales desatendidas. Como parte final del programa formativo, las enfermeras asturianas van a visitar el Centro de Vacunación Internacional de Gijón y van a realizar un taller de elaboración de proyectos sobre el enfoque del marco lógico.

Dos becas
Una vez finalizada esta primera formación, dos alumnas van a recibir, a su vez, dos becas para participar en un nuevo curso sobre enfermedades tropicales desatendidas, organizado por la Escuela Nacional de Sanidad, en el Instituto Carlos III de Madrid. De esta forma, las dos enfermeras van a completar sus conocimientos sobre la materia y a ampliarlos a otros ámbitos relacionados con los cuidados de salud en los países empobrecidos.

Junto a los programas de sensibilización del personal sanitario, FUDEN y el Principado de Asturias han llevado a cabo en la actualidad otro proyecto de cooperación enfermera en la República Dominicana, donde están mejorando las condiciones higiénicas y sanitarias de la población de diversos bateyes, asentamientos de población rural que carecen de infraestructuras básicas, donde residen, sobre todo, inmigrantes procedentes de Haití, que llegaron para trabajar en el cultivo de la caña de azúcar y la piña. De hecho, también mejoraron las condiciones socio-sanitarias de las víctimas del terremoto de Haití en 2010.