Noticias

Las parteras son fundamentales para mejorar la salud materna e infantil en Nicargua


Las parteras son fundamentales para mejorar la salud materna e infantil en NicarguaLas parteras tradicionales llevan el peso de la obstetricia en muchas regiones de Centroamérica, sobre todo las que cuentan con una importante población indígena y viven en el ámbito rural, en lugares alejados de los puestos de salud. Coincidiendo con el Tercer Foro Nacional de Parteras Tradicionales, en Nicaragua, la Fundación para el Desarrollo de la Enfermería (FUDEN) incide en la importancia del trabajo que realiza este colectivo y en la necesidad de potenciar la promoción de los cuidados parteros para mejorar la salud materna y neonatal de las poblaciones.

Las parteras trabajan solas, sin ayuda, en las poblaciones rurales y asisten los partos en las casas, atienden a las mujeres embarazadas desde el principio de la gestación hasta el posparto. Deben afrontar complicaciones como las hemorragias. Por estos motivos, son un recurso valioso, ya que su oficio es atender los partos. Habitualmente, han aprendido a desenvolverse en estas tareas gracias a la experiencia propia. Con frecuencia, esta función pasa de madres a hijas, de ahí la importancia de mejorar su formación ya que son fundamentales para llevar la atención de las mujeres embarazadas en las poblaciones y comunidades rurales en países como Nicaragua.

En consecuencia, la promoción de los cuidados parteros es fundamental para reducir las tasas de morbilidad y mortalidad maternas, a juicio de FUDEN. Por este motivo, la Fundación para el Desarrollo de la Enfermería y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) están llevando a cabo en Centroamérica un convenio para la mejora de la salud materna e infantil. En el caso de Nicaragua, el trabajo se está desarrollando en los departamentos de Chinandega, Jinotega y la Región Autónoma del Atlántico Norte (RAAN), donde se han formado a lo largo de los dos últimos años a más de 200 parteras, que además han recibido maletines con material sanitario para facilitar su labor.

Junto al apoyo a las parteras, el convenio está mejorando también los conocimientos y recursos de las enfermeras y auxiliares en materia de obstetricia, capacitándolas en técnicas para una atención segura del parto y el puerperio y dotándolas de los medios necesarios para ello, mejorando así la salud materna e infantil.