Noticias

Publicado el Real Decreto que regula la prescripción enfermera

La normativa que regula la prescripción enfermera no contempla la realidad de la profesión 

  • El texto aprobado supone que los enfermeros no podrán ejercer esta competencia sin que el paciente haya sido examinado previamente por el médico y que éste expida una receta.

  • Este Real Decreto supone un grave perjuicio para el reconocimiento del trabajo enfermero y para el paciente ya que se traduce en el incremento de las esperas, las gestiones y la burocracia

Publicado el Real Decreto que regula la prescripción enfermera

Se ha publicado el Real Decreto 954/2015, de 23 de octubre, por el que se regula la indicación, uso y autorización de dispensación de medicamentos y productos sanitarios de uso humano por parte de los enfermeros, normativa que regula la Prescripción Enfermera. Según la Mesa de la Profesión Enfermera, la publicación de esta norma no cuenta con el respaldo de la enfermería ya que, según lo publicado en este real decreto, “los enfermeros ya no podrán seguir realizando las mismas actuaciones habituales en las campañas de vacunación, en los partos o la cura de heridas, por ejemplo, sin que el paciente haya sido examinado previamente por el médico y que éste expida una receta”. Añaden que algunas autonomías ya se han comprometido a recurrir esta norma ya que “su aprobación supone graves perjuicios para el normal funcionamiento de la atención sanitaria. La visita al médico se repetirá con cada mínimo cambio en la evolución del paciente, lo que se traducirá en más esperas, más gestiones y más burocracia”. Durante los próximos días la Mesa de la Profesión Enfermera reforzará su campaña de información a profesionales y usuarios del Sistema Nacional de Salud (SNS) y seguirá presionando para que “el próximo gobierno apruebe un nuevo Real Decreto que cuente con el respaldo de los profesionales”.

Ventajas de la prescripción enfermera

La prescripción enfermera, es decir, la indicación uso y autorización de fármacos y productos sanitarios por parte de la enfermería es una actuación sanitaria dirigida a solucionar los problemas de salud. Es uno más de los tratamientos de los que dispone el profesional de enfermería para la atención de los problemas de salud de su competencia en la práctica asistencial y que se desarrolla a través de intervenciones enfermeras. Por este motivo según señala Amelia Amezcua, directora de la Fundación para el Desarrollo de la Enfermería, “es necesaria una regulación real y acorde con la realidad de la enfermería, ya que las evidencias científicas muestran que la implantación real y bien regulada de esta competencia enfermera aporta numerosas ventajas tanto al profesional como al paciente”. Cabe destacar que la puesta en marcha de una regulación real supondría:

  • La facilitación del acceso a los fármacos y productora sanitarios a los usuarios
  • Garantiza la continuidad de la atención sanitaria
  • Aporta seguridad en el manejo y utilización de los fármacos y productos sanitarios
  • Incrementa la confianza en el personal sanitario y seguimiento de las indicaciones terapéuticas
  • Supone la utilización racional de los recursos tanto los materiales como los humanos

Formación prescriptora

Desde la universidad se ratifica lo que se reclama desde toda la profesión: las enfermeras cuentan con la base y los conocimientos necesarios para prescribir, ya que la formación que recibe un estudiante para convertirse en enfermero abarca de manera exhaustiva los conocimientos y las competencias necesarias para ejercer la prescripción enfermera. Concretamente, la indicación uso y autorización de fármacos y productos sanitarios por parte de la enfermería se basa en la metodología enfermera que es la base para realizar un diagnóstico determinado, la farmacología que hay que suministrar y los cuidados enfermeros que hay que aplicar. La decana de Enfermería de la Universidad de Castilla La Mancha (UCLM) Carmen Prado señala que “tenemos la base y los conocimientos para prescribir. Hay que regularla, y correctamente, conforme a la realidad de la enfermería, de una vez por todas”.

Prescripción y trabajo diario enfermero

La prescripción enfermera es un aspecto más dentro del cuidado integral del paciente. Cuando una enfermera indica o aplica algún producto sanitario o fármaco lo hace centrando su atención en la necesidad alterada y como una intervención en el plan de cuidados para obtener los resultados esperados. Es decir, es un aspecto del cuidado que responde a las necesidades de las personas y se encuentra dentro del ámbito de las competencias de la enfermería. Los profesionales señalan que “Sólo queremos prescribir de manera legal aquellos medicamentos que manejamos en nuestro día a día”
Profesionales de la enfermería señalan que la aprobación real de la prescripción enfermera, no el documento que se ha publicado hoy, respalda el trabajo diario en cualquier centro de trabajo y que es necesario para el normal ejercicio de la profesión ya que “la enfermera tiene la capacidad de prescribir. Puede y debe hacerlo, no sólo por el bien de la enfermería sino también del cuidado del paciente. Desaprovechar las habilidades y competencias de profesionales, repercute negativamente en el trabajo de la enfermería y en la del ciudadano, ampliando las esperas y empeorando la calidad del servicio”.