Noticias

Día mundial contra el cáncer 2016. 4 de febrero

#FUDENcuida
“Nosotros podemos.Yo puedo”.
“We can. I can”

Cinco claves de la profesión enfermera en el proceso
de los cuidados en el cáncer

Día mundial contra el cáncer 2016. 4 de febrero

Hoy, 4 de febrero, se celebra el Día Mundial contra el cáncer bajo el lema “Nosotros podemos. Yo puedo” “We can. I can” un eslogan que se adapta a la perfección al trabajo de los profesionales de enfermería, que son fundamentales dentro del proceso de cuidados del paciente con cáncer. Desde FUDEN, mediante la campaña #FudenCuida proponemos 5 claves que reflejan el trabajo de la enfermera en los pacientes con cáncer.

El cáncer, en la actualidad, no es sinónimo de muerte pero sí de un proceso largo que incluye diferentes etapas que abarcan desde la prevención y el diagnóstico, hasta el afrontamiento y manejo de diferentes aspectos derivados de la enfermedad, como el manejo del dolor y de las emociones. El trabajo de la enfermera es imprescindible en todos los aspectos del paciente con cáncer ya que esta enfermedad afecta al conjunto de la vida cotidiana de la persona, incluyendo la modificación de los requisitos del autocuidado, uno de los puntos donde las enfermeras tienen un papel fundamental.

Claves enfermeras en el cáncer:

5 claves enfermeras en el cáncer

1. Educación en prevención y fomento de hábitos de vida saludable
Los profesionales de enfermería, cercanos siempre al paciente, están capacitados para fomentar la prevención de esta enfermedad a través de la educación para la salud, fomentando hábitos de vida saludable, imprescindibles para prevenir el cáncer.


2. Detección precoz del cáncer
La enfermera tiene un papel fundamental en la prevención y la detección precoz del cáncer. Establecer pautas, protocolos y fomentar dinámicas de trabajo entre los profesionales de salud para lograr la detección precoz es imprescindible para salvar vidas. 

3. Afrontamiento eficaz de la enfermedad
El papel de la enfermería en este punto se centra en dos planos fundamentales para afrontar cualquier tipo de cáncer que suponen, además, un impacto para la persona:

    • El manejo del dolor, requiriendo diagnósticos e intervenciones enfermeras relacionadas con el tratamiento de la enfermedad, habitualmente largo.
    • El manejo emocional tanto con el paciente como con la propia familia, abarcando desde el cambio de la imagen corporal hasta la intervención enfermera en el apoyo al cuidador. 

Asegurar la continuidad de los cuidados, a través de la colaboración del equipo multidisciplinar de salud y de los diferentes servicios, resulta imprescindible para el paciente en este punto de la enfermedad.

4. Formación enfermera específica
Contar con profesionales de enfermería formados específicamente en el manejo de los pacientes antes, durante y después del diagnóstico de la enfermedad. Unos cuidados enfermeros de calidad mejoran la calidad de vida de los pacientes y también de los cuidadores.

5. Investigación enfermera y promoción de los cuidados
La investigación enfermera en el ámbito del cáncer resulta clave para avanzar en el campo de los cuidados específicos que necesitan este tipo de pacientes que deben adaptarse a este nuevo “proceso vital” de la persona. Mostrando, visibilizando y reivindicando el papel de la enfermera como pieza fundamental dentro del proceso de cuidados a los pacientes con cáncer, mostrando qué intervenciones son las más efectivas, aportando evidencias reales del trabajo enfermero.

5 claves enfermeras en el cáncer

Descarga las cinco claves de los cuidados enfermeros en el cáncer