Noticias

Valoración del examen EIR celebrado el 2 de febrero de 2019

EIR 2018: Preguntas poco previsibles y atípicas

190204 rocio arias tutora EIRRocío Arias. Enfermera. Tutora FUDEN EIR

El examen EIR 2018 nos ha sorprendido bastante a todos.

En primer lugar, ha sido el examen más largo de la historia del EIR, cada año van aumentando en el número de palabras, por lo que dejan patente que, no sólo miden nuestros conocimientos, sino también nuestra capacidad de concentración, resistencia y autocontrol.

Por otro lado, en cuanto a la dificultad del examen, podríamos decir sin miedo, que la prueba ha sido compleja, nos hemos topado con preguntas muy específicas y especializadas de cada asignatura y preguntas poco previsibles y atípicas como la que nos hablaba del pico de flujo de la tos dirigida o la de la picadura de serpiente.

A la dificultad de las preguntas y a la longitud del examen, añadimos un tercer factor, el de los errores que hubo en la planilla de respuestas. Si ya el examen se prometía duro, nos añadieron dosis de tensión para convertir el examen en un cocktail explosivo.

En relación al reparto de preguntas por asignatura; comunitaria, salud pública e investigación continúan llevándose la mayor parte del peso del examen, sin embargo, hemos visto variaciones respecto a otros años, como materno infantil, que ha subido, eso sí, concentrada en las preguntas de reserva. 

Pediatría ha ganado en importancia y farmacología, probablemente debido al último real decreto de octubre del 2018 sobre la dispensación de medicamentos, se ha dejado ver en unas cuantas preguntas, algunas de nivel alto y otras relacionadas con este decreto. Lo que más nos ha sorprendido, suponemos que al igual que vosotras/os, es el poco o deficiente peso de la que hasta ahora siempre se había mantenido en un lugar privilegiado entre el ranking de las materias más preguntadas: fundamentos. Apenas una pregunta sobre las teóricas y dos preguntas de historia de enfermería poco habituales. Nada sobre taxonomía, ningún diagnóstico de enfermería...evidentemente este aspecto, no ha dejado indiferentes a las/os opositoras/os y por supuesto a nosotros tampoco. Si ya nos encontramos en la prueba con muchas preguntas médicas, pocas de cuidados sobre enfermería y encima nos eliminan la asignatura base y pilar de nuestra profesión, las tutoras no podemos reprimir cierta indignación hacia este examen.

Por todo lo mencionado, creo que aquellas/os que os habéis presentado, ya merecéis un pedestal por haber resistido a este EIR, que aunque quizás, ciertamente injusto por no medir vuestros conocimientos a los que habéis trabajado durante todo el año, no dejará unas plazas vacías sino cubiertas. Las netas van a bajar considerablemente por lo que es posible que muchos de vosotros os llevéis una grata sorpresa.

Nuestra más sincera enhorabuena por el gran esfuerzo, que nunca fue en vano.

Un abrazo de todo el equipo