Noticias

Día mundial de la Salud 2019. #Saludparatodos #healthforall

Enfermería y cobertura sanitaria universal. Trabajando para mejorar la salud mundial

El 7 de abril se conmemora el Día de la Salud. Este año, al igual que en el año 2018, la Organización Mundial de la Salud, la OMS, centra su trabajo en la cobertura sanitaria universal, CSU. Un objetivo, ya establecido, en su constitución de 1948 donde declara que la salud es un derecho humano fundamental y se adquiere el compromiso de garantizar a todos los más altos niveles posibles de salud.

Situación actual de la CSU

190405 cobertura sanitariaEn 2019, alrededor de la mitad de la población mundial, 3000 millones de personas, carece de acceso integral a los servicios sanitarios básicos y cerca de 100 millones de personas se ven abocadas a la pobreza extrema (viven con 1,90 dólar al mes o menos) por tener que pagar los servicios de salud de su propio bolsillo. Más de 800 millones de personas (casi el 12 por ciento de la población mundial) se gastan, como mínimo, el 10 por ciento del presupuesto familiar en gastos de salud para sí mismos u otros familiares enfermos, incurriendo en lo que se ha denominado “gastos catastróficos”, lo que supone un problema mundial que afecta, también a los países más ricos de Europa América y Asia.

El valor de la atención primaria


En su campaña #saludparatodos la OMS señala la importancia de la atención primaria ya que ésta abarca la mayoría de las necesidades sanitarias de una persona a lo largo de su vida, incluyendo la prevención, el tratamiento, la rehabilitación y los cuidados paliativos. Pero para que la atención primaria sea efectiva es crucial contar con el personal adecuado. Lamentablemente, existe un déficit mundial de 18 millones de profesionales sanitarios. Los profesionales de la salud, en concreto las enfermeras son una pieza fundamental para alcanzar la consecución de la cobertura universal. A pesar de que la OMS plantea en diversos informes la incidencia directa del trabajo de la enfermería en la salud de las personas y sus beneficios costo-efectivos en los sistemas sanitarios, su media todavía se encuentra, en muchos lugares del mundo por debajo de los ratios recomendados. Debemos señalar y reconocer el inestimable labor de las enfermeras y el valor de su trabajo cotidiano ya que son fundamentales para garantizar la universalización de la cobertura sanitaria. De los 30 países de los que se dispone de datos, tan solo 8 gastan en atención primaria al menos 40 dólares por persona y año.