Noticias

Los Centros de Documentación de El Salvador se ponen en marcha


Los Centros de Documentación de El Salvador se ponen en marcha

Pedro Antonio Ortega Palazón y Sara García Hernández acaban de regresar a España después de haber estado participando durante dos meses en el programa "Implantación de una red de centros de documentación de apoyo a la formación continuada de enfermería en la República de El Salvador" realizado por la Fundación para el Desarrollo de la Enfermería (FUDEN) y por la Asociación Nacional de Enfermeras de El Salvador, socio local de FUDEN, y subvencionado por la Junta de Comunidades de Castilla la Mancha, en concreto a través de la Dirección General de la Juventud. Con este proyecto se quiere mejorar el acceso al conocimiento científico y técnico de los enfermeros salvadoreños para mejorar la calidad de la asistencia a la población.

Pedro Antonio Ortega Palazón, ingeniero técnico de telecomunicaciones y profesor de secundaria de 28 años, y Sara García Hernández, trabajadora de la Sanidad Pública de Castilla la Mancha de 24 años, han podido comprobar in situ la situación sanitaria, social y económica de El Salvador. "Hemos observado una gran desigualdad social" señala Pedro, "la clase media a la que estamos acostumbrados no existe. Hay gente pobre muy pobre y ricos muy ricos, había sitios en los que se podía comer por 3 dólares y en otros sitios por el mismo servicio nos cobraban 30. Las diferencias entre clases es alarmante."

La población de El Salvador asciende a más de seis millones de habitantes, que sobreviven en muchos casos en situaciones extremas. "Nos llamó mucho la atención que siempre hay gente, en todas partes, viven en cualquier sitio hay una gran densidad de población. Las playas son basureros, queman todos los deshechos y los echan al mar. También hay que tener en cuenta que el sistema de alcantarillado es casi inexistente."

Sanidad Salvadoreña
Todos los ciudadanos tienen derecho a la asistencia sanitaria pública pero los hospitales están en un estado lamentable, les faltan tanto recursos materiales como humanos. "Aunque el derecho a la asistencia es universal, todos los medicamentos se los tienen que pagar ellos" señala Sara, "en el sistema sanitario salvadoreño faltan desde el papel en el que se escriben las historias clínicas hasta las medicinas que necesitan los pacientes. Es impresionante el hacinamiento que se vive en estos centros. Las habitaciones personales no existen, se amontonan 30 o 40 pacientes en la misma habitación. Hay hospitales que establecieron infraestructuras temporales con el terremoto que sufrieron en 2001 y todavía no la han variado."

Proyecto
Sara y Pedro señalan que ellos llegaron al país para dar impulso al proyecto "pero queremos destacar que todo el trabajo es suyo, nosotros lo único que hemos hecho ha sido apoyar a las enfermeras y motivarlas. Son personas muy trabajadoras y con mucho interés por todo lo que pueda mejorar su trabajo y su calidad de asistencia a los pacientes."

El trabajo de estos dos jóvenes cooperantes consistía en analizar y evaluar la zona que las enfermeras habían escogido para instalar los centros de documentación y el nivel de conocimientos de las enfermeras y realizábamos un pequeño curso, "instalábamos un ordenador, una impresora y además dejábamos material y documentación."

Ahora mismo ya se están impartiendo los cursos de formación de formadores para aprender el manejo de todos los aparatos instalados en estos centros de teledocumentación con un sistema de formación en cascada. Cada departamento forma a un par de personas que a su vez va, cuando llegan a su centro de salud o a su centro hospitalario forman a sus compañeros.

"La verdad es que las enfermeras salvadoreñas han agradecido mucho este proyecto, porque lo consideran una oportunidad" señala Pedro, "a estas profesionales se les exige realizar un número alto de cursos en los que tienen que presentar trabajos y casi ninguna tiene ordenador en sus casas. Hasta ahora no tenían posibilidad de realizarlos por ordenador ni poder actualizar conocimientos."

Ahora con estos centros y la llegada de internet han aumentado las posibilidades para capacitarse y poder así mejorar la atención al paciente. "No sólo eso, Angelita, la presidenta de la Asociación de Enfermeras de El Salvador (ANES) con la que estuvimos trabajando confía en el poder de las nuevas tecnologías y la llegada de internet a los hospitales también va a suponer un enorme avance en las comunicaciones entre las propias enfermeras de ANES."

Ir a situación de la enfermería en El Salvador>>