Noticias

FUDEN demanda más apoyo de la Administración en la lactancia materna


La mayor parte de las mujeres que amamantan a sus hijos interrumpen la lactancia a los cuatro meses, al finalizar la baja por maternidad y tener que reincorporarse a su trabajo. Desde FUDEN se reclama a la Administración, con motivo de la Semana Mundial de la Lactancia Materna, que contemple las indicaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que recomiendan prolongar este hábito hasta los seis meses como mínimo y que amplíe y modifique las medidas existentes para que las madres puedan compatibilizar su trabajo con la lactancia más fácilmente.

Numerosos estudios demuestran que las madres abandonan la lactancia materna a los cuatro meses es decir, cuando deben reincorporarse a su trabajo, a pesar de que la leche materna conlleva numerosos beneficios para el bebé. Entre algunas de las ventajas cabe destacar que la lactancia materna hasta los seis o los nueve meses disminuye el riesgo de obesidad infantil y adulta, mejora el sistema inmunitario del niño, le dota de defensas, se refuerza el vínculo entre madre e hijo, etc. Por esto, desde la Fundación se quiere reclamar una mayor implicación de la Administración en este tema facilitando a las madres compatibilizar su trabajo con la lactancia materna a través de medidas realistas y eficaces: "Hay que impulsar esta cuestión, ya existe un alto porcentaje de abandono de la lactancia por falta de apoyo."

Otro de los puntos en los que debería trabajar la Administración es en el aumento de plazas destinadas para enfermeros especialistas en obstetricia y ginecología que son los principales responsables de asesorar a las mujeres en este tema, ya que "el número de vacantes convocadas cada año por el Ministerio de Sanidad por la vía EIR (Enfermero Interno Residente) es claramente insuficiente para cubrir las necesidades de las madres españolas. Este año sólo están planificadas 355 para toda España."

Lactancia y cooperación
FUDEN, a través de su departamento de cooperación internacional trabaja en diferentes países para lograr la disminución de la morbi-mortalidad infantil. "En los países en los que trabajamos, a través de la cooperación enfermera, intentamos impulsar la lactancia materna ya que se pueden evitar numerosas patologías en la población infantil derivadas sobre todo de la mala esterilización de los biberones. Además esta forma de alimentar al bebé no supone un gasto adicional para la madre."

La Fundación para el Desarrollo de la Enfermería (FUDEN) lleva desde el año 89 trabajando para el fomento e impulso de la profesión enfermera a través de sus departamentos profesionales centrados en numerosos temas de interés para la enfermería como son la formación, la investigación o la cooperación enfermera entre otros.