Noticias

La Enfermería: figura básica en los cuidados paliativos


La principal función de los profesionales de enfermería son los cuidados y por ello los enfermeros son los encargados del bienestar del paciente terminal. Con motivo del Día Mundial de los Cuidados Paliativos, desde la Fundación para el Desarrollo de la Enfermería (FUDEN), se quiere recordar la importancia del papel del enfermero en esta etapa de la vida del enfermo. La Enfermería es una de las figuras básicas dentro de los cuidados paliativos, ya que ésta es la responsable última de la correcta aplicación de los procedimientos necesarios para mejorar en lo posible la última etapa de la vida del paciente terminal y además debe fomentar el aprendizaje y la implicación de la familia en este tipo de cuidados.

La mejora de la atención de enfermos en fase avanzada y terminal es uno de los retos de la sanidad española y el papel de la enfermería en este punto es fundamental, ya que aunque se trabaje con un equipo multidisciplinar, éstos son los responsables últimos de ofrecer un cuidado de calidad al enfermo. Las principales actividades que deben aplicar los enfermeros tienen que estar orientadas a conseguir que el paciente viva el tiempo que le queda con la mayor comodidad posible. Partiendo del mayor respeto a la dignidad, a la independencia del paciente y a su derecho a participar en lo que sucede a su alrededor.

Los cuidados paliativos comprenden no sólo la atención a los aspectos físicos, también se incide en los aspectos emocionales y sociales. La dispensación de los cuidados a los enfermos en fase terminal está adquiriendo cada vez más importancia dentro del sistema sanitario español y los enfermeros, a través de las diferentes fases de valoración, detección de necesidades y problemas, planificación de los cuidados, ejecución y evaluación de los cuidados son los encargados de dar respuesta a esta demanda. Es en la fase de la planificación de cuidados donde se elabora un plan de acción integrando a la familia, que debe participar activamente en esta etapa, y respetando las prioridades del paciente.