Noticias

El respeto a los Derechos Humanos: el gran objetivo incumplido


El respeto a los Derechos Humanos: el gran objetivo incumplido

Se celebra este año, bajo el lema "Dignidad y justicia para todos nosotros", el Día de los Derechos Humanos 2007, con el que se da inicio a la conmemoración del 60º aniversario de la Declaración Universal de Derechos Humanos, que se extenderá durante todo un año. Esta Declaración recoge como valores básicos la dignidad humana, la no discriminación, la igualdad y la equidad como principios básicos que deben regir a todos en cualquier lugar y circunstancia. Pero también de todos es sabido que estos compromisos no se cumplen en muchos lugares del mundo, ya que el carácter universal de estos derechos es una mera ficción, es un propósito que permanece en papel, mientras que se siguen vulnerando año tras año estos derechos de minorías, mujeres y niños por la pobreza, la falta de medios de gobiernos, la discriminación y la falta de tolerancia entre otras circunstancias.

Es labor de los que conocen esta declaración difundirla y explicarla convenientemente para que las sociedades que en la actualidad sufren alguna situación que merma su dignidad, conozcan cuáles son sus derechos y tengan la posibilidad de reclamarlos y defenderlos. La defensa de los derechos humanos es responsabilidad de todos, y si bien es verdad que la cooperación internacional es un instrumento a través del cual se trabaja para respetar estos derechos, ésta no es la panacea. Se requiere algo más que el trabajo de unos pocos para solucionar los problemas de los casi dos tercios de personas que viven en el mundo en países en vías de desarrollo, bajo la amenaza de algún tipo de conflicto, pobreza o con dificultades de acceso a cualquier medio que pueda mejorar su calida de vida.

Acceso a la salud
En el punto 1 del articulo 25 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos se recoge que "Toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado que le asegure, así como a su familia, la salud y el bienestar, y en especial la alimentación, el vestido, la vivienda, la asistencia médica y los servicios sociales necesarios (…)". Desde la Fundación para el Desarrollo de la Enfermería (FUDEN) se quiere recordar que el acceso a la salud es clave para el correcto desarrollo de la persona, prestando especial atención tanto a mujeres como a niños, habitualmente a los que menos se les respeta sus derechos.

Según recoge la Declaración Universal de los Derechos Humanos en el artículo 25.2 "La maternidad y la infancia tienen derecho a cuidados y asistencia especiales. (…)", ya que son colectivos muy vulnerables por lo que precisan atenciones específicas por parte de los profesionales de la salud. A través de recomendaciones, cuidados específicos y atención personalizada los profesionales de la salud deben establecer una serie de acciones que mejoren la calidad de vida tanto de mujeres como de niños y que eviten de este modo la enorme morbi-mortalidad que sufre esta población en muchos lugares del mundo.

Cooperación Enfermera
Los enfermeros, ante estas situaciones de injusticia y gracias a la vocación de ayuda que rige a su profesión, son uno de los colectivos mayoritarios participantes en actividades relacionadas con la cooperación internacional y sensibilización con el objetivo de mejorar el acceso a la salud y conseguir que se respeten la dignidad y la igualdad entre las personas.

A través del departamento de Cooperación Enfermera de FUDEN se lleva varios años dando un espacio a los profesionales de Enfermería para que puedan participar en los programas y proyectos que viene desarrollando la Fundación para la mejora de la calidad de la atención a la población por parte de los enfermeros a través de formación, de la mejora del acceso a la salud, de donación de equipamiento y material clínico para que los profesionales de estos países puedan atender con mayor facilidad a sus pacientes e incluso se facilitan medios para conseguir alcanzar más fácilmente a las zonas en las que no existe la cobertura sanitaria por existir alguna dificultad geográfica para acceder a ellas.

Pero desde la Fundación no sólo se trabaja por la mejora de la salud a través de la cooperación, la sensibilización y concienciación de los profesionales dentro de nuestras fronteras es otro de los puntos en los que se incide desde FUDEN. Uno de los objetivos del departamento de Sensibilización y Educación para el Desarrollo de la Fundación es lograr que los enfermeros incorporen la solidaridad y la tolerancia en su trabajo diario, consiguiendo así fomentar este tipo de comportamientos en otros profesionales y la misma población. A través de la celebración de cursos, seminarios y exposiciones, entre otras iniciativas, FUDEN trabaja para que se respeten los derechos humanos en todo el mundo, por lo que es esencial empezar por el propio entorno.