Noticias

Mejora de la atención a la mujer durante el embarazo en República Dominicana


Mejora de la atención a la mujer durante el embarazo en República Dominicana

La matrona valenciana María del Carmen Fuertes Hinarejo, se ha desplazado en los meses de noviembre y diciembre a Santo Domingo, República Dominicana, para trabajar en el proyecto "Disminución de la morbi-mortalidad materna y perinatal en República Dominicana". Esta actuación está siendo llevada a cabo por la Fundación para el Desarrollo de la Enfermería (FUDEN) gracias a la subvención, en convocatoria de 2006, de la Generalitat Valenciana. Con este proyecto, tanto desde la Fundación como desde la Generalitat, se pretende impulsar un cambio del manejo clínico en las enfermeras que prestan cuidados obstétricos y perinatales, con la finalidad de que adquieran una actitud científica, humana y responsable que proporcione una atención integral a la mujer y al recién nacido, siempre con la ayuda de los recursos clínicos adecuados.

Este proyecto fue solicitado en su momento por la Dirección Nacional de Enfermería de la Secretaría de Estado Salud Pública y Asistencia Social de la República Dominicana y ha sido la encargada de liderarlo, con la finalidad de mejorar la calidad de la asistencia enfermera a la población de la zona.

María del Carmen Fuertes se ha desplazado a Santo Domingo para contribuir a la realización de este proyecto formando en competencias para el manejo de las urgencias que surgen durante el proceso reproductivo y los primeros días de vida del recién nacido a enfermeras dominicanas. "El proyecto", señala María del Carmen, "comprende una serie de cursos para profesionales de enfermería implicados en los cuidados de la mujer y el niño durante este periodo del nacimiento. Con este proyecto se tiene previsto dar cobertura a un total de 519 enfermeras de los principales hospitales del país.

Hasta el momento, se ha impartido el primero de los cursos que comprenden este proyecto, con el que se han beneficiado un total de 27 enfermeras del área de partos que "han demostrado en todo momento gran entusiasmo y colaboración". "Con estas profesionales", señala la matrona, "hemos trabajado en sesiones clínicas, estudios de casos y presentaciones teóricas, incidiendo en la importancia de una detección precoz de las complicaciones del embarazo, parto y puerperio, así como en la asistencia inmediata al recién nacido y en las pautas de actuación precoces e idóneas en cada caso".

Complicaciones del embarazo
Cualquier mujer puede sufrir complicaciones inesperadas e impredecibles durante el embarazo, parto o puerperio. En buena parte de los países en vías de desarrollo, las complicaciones del embarazo y parto constituyen las principales causas de muerte entre las mujeres en edad reproductiva. Más de una mujer muere cada minuto en el mundo debido a estas causas, hasta un total anual de aproximadamente 585.000 muertes. Menos del 1% de estas muertes ocurren en países desarrollados, lo cual hace suponer que pudieran evitarse en buena medida si existiesen recursos y servicios adecuados.

A partir de los datos contenidos en el "Diagnóstico de Salud Reproductiva en República Dominicana (SESPAS, USAID, Population Council; 2001)", puede resaltarse la alta Tasa de Mortalidad Materna (T.M.M.), particularmente alarmante cuando se analiza en el contexto de un país con un 97'7% de partos institucionalizados y atendidos en un 95% por un profesional sanitario (ENDESA, 1996).

En la actualidad, inmersos en un complejo proceso de reforma política y gestora, los servicios sanitarios persiguen optimizar sus resultados, mediante estrategias innovadoras de gestión aplicada en el campo de la salud. La gestión orientada a la Calidad Total, se orienta a la mejora de la satisfacción del usuario, la implicación activa de los profesionales y la mejora continua de las actividades que conforman los procesos asistenciales.

Por todo esto, FUDEN considera necesario que los profesionales enfermeros colaboren para la mejora de la calidad de la atención de los cuidados, ya que son la piedra angular en la que descansan las acciones en el nivel operativo, determinando estas acciones, el nivel de calidad que se presta a las mujeres en el parto.

Por todo lo expuesto y por experiencias anteriores, se considera que el personal de enfermería, es el que tiene mayores probabilidades de facilitar cambios en la atención directa a usuarias en riesgo reproductivo y obstétrico, y son los profesionales que pueden y deben detectar posibles situaciones de emergencia.