Fundación para el desarrollo de la Enfermería

Misión, visión y valores

Nuestros principios 

Misión, visión y valores

Cuando hablamos de la Misión y Visión de la Fundación para el Desarrollo de la Enfermería, queremos transmitir nuestra esencia como fundación, expresar el qué queremos conseguir y el cómo lo vamos a hacer.

Misión

Misión

FUDEN quiere mejorar la posición de la enfermera en la sociedad basándose en la contribución que supone su trabajo (la prestación de cuidados) a la salud de la población. La finalidad de la Fundación es promover la profesión enfermera como protagonista de la salud de la población. La Fundación para el Desarrollo de la Enfermería, trabaja para:

  • Visibilizar la contribución de los cuidados enfermeros a la salud de la población. Para lograrlo, se hace necesaria una estrategia de difusión, concienciación y sensibilización de la sociedad hacia el “producto enfermero”: qué aportan los cuidados de la enfermería a sus expectativas de salud y, como consecuencia, lograr que el sistema sanitario se organice para garantizar este tipo de cobertura sanitaria a los ciudadanos.

  • Concienciar a los propios profesionales enfermeros sobre su contribución a la salud de la población y su papel fundamental en el respeto y reconocimiento en cualquier sociedad de la salud como un derecho humano fundamental. Empoderar a las enfermeras, promover acciones para la toma de conciencia de su protagonismo en la salud de la población, del impacto que tienen sus acciones sobre las personas, de la magnitud de su contribución a evitar muertes y a no enfermar y, en consecuencia, prevenir la enfermedad y promover el bienestar.

  • Mejorar la calidad de los cuidados que los profesionales enfermeros prestan: es decir garantizar unas profesionales enfermeras cualificadas. Para ello, es de vital importancia la formación de las mismas como garantía de una mejora en la salud de la población.

  • Hablar de empoderar a la enfermería es, en el contexto español y en el plano internacional, hablar de promocionar a la mujer en su entorno social. Por este motivo el Género, como estrategia de acción, va implícito en la propia filosofía de la organización desde su origen, incluyéndose como eje de acción transversal en todos los proyectos que la Fundación ha emprendido y en los que continuará trabajando en el futuro.

Visión

Visión

La visión de la FUDEN, se basa en el empoderamiento de la enfermería y en la visibilización del trabajo enfermero.

Valores y principios

Valores y principios

Al expresar nuestros valores, queremos manifestar los principios básicos que rigen nuestro funcionamiento. Aquellas convicciones sobre las que se sustenta nuestra acción:

1. Las enfermeras: No sólo son profesionales con un papel fundamental en la salud de la población a la que atienden a través de los cuidados que prestan sino que además, como potencial humano, son agentes de desarrollo y motor de transformación social puesto que:

  • Son puerta de entrada en el sistema sanitario, lo que las convierte en la figura de acceso al mismo y, como consecuencia, en canalizadoras de la atención sanitaria que recibe la población. Esto significa que sus decisiones influyen notablemente en la salud de la población y en el uso que se hace de los servicios sanitarios por parte de la misma. Su actuación es, por tanto, decisiva en el gasto sanitario de los países.

  • Son, así mismo, agentes activos esenciales para cualquier respuesta que se quiera eficaz y sostenible en la cobertura sanitaria de un país. Socio-culturalmente hablando, son el enlace entre la comunidad y el sistema, forman parte del entramado social de su comunidad y, a la vez, son portavoces de la misma y por tanto de sus demandas ante el sistema sanitario.

  • El producto enfermero, dependiente de los profesionales, es determinante en el resultado de salud de la población puesto que implica no sólo asegurar que la población recibe cuidados, sino que es capaz de cuidarse y hacer un uso razonable de los servicios sanitarios, es decir, la enfermera es una figura clave en el gasto sanitario no sólo porque salva vidas a bajo coste, sino porque contribuye a fomentar la responsabilidad en el cuidado a la población2..

2. La salud: Es entendida de forma integral, subjetiva y como derecho humano fundamental. La salud se concibe como construcción cultural de la sociedad, es decir, como concepto relativo al grupo o comunidad. En este sentido, las necesidades en salud y, por tanto, el uso que se hace de los servicios de salud, no son ajenos al espacio social. Esto implica:

  • Para garantizar el acceso a la salud, como derecho fundamental de la población, las estrategias de acción propuestas han de enfocarse en función de las características socio-culturales de la sociedad si queremos que sean efectivas.

  • Las acciones emprendidas, que impliquen cambios a nivel social, político o estructural, tendrán repercusiones sobre la salud, por lo que no pueden contradecirse.

  • Además de esta dimensión más “micro” de la salud, hay una dimensión “macro” de la misma que en los últimos tiempos está siendo cada vez más evidente y que se conoce como “interdependencia sanitaria mundial”. Diversas situaciones sanitarias, como, por ejemplo, la rápida difusión de la gripe aviar, han puesto de manifiesto la interconexión norte-sur y, como consecuencia directa, la necesidad de coordinar las acciones en materia sanitaria por parte de todos los países.

3. Educación. La educación es un determinante social de la salud.
Uno de los principales objetivos de la Fundación para el Desarrollo de la Enfermería es promover las capacidades y habilidades profesionales de los enfermeros con la finalidad de mejorar la calidad de los cuidados que se prestan a la población. Existen dos factores que hacen de este punto algo imprescindible para el desarrollo de la enfermería. Por un lado nos encontramos ante una sociedad cada vez mejor informada y, como consecuencia, con cada vez mayores exigencias. Por otra parte, la enfermería es una disciplina en continua evolución ya que gracias a la investigación aparecen de manera constante evidencias científicas en todos los aspectos relacionados con el cuidado que requiere a los enfermeros estar constantemente actualizados.
En este contexto, FUDEN, propone a los enfermeros formaciones específicas que los capacite en diferentes aspectos a través de diversos itinerarios formativos, añadiendo el concepto de fórmulas flexibles de formación que permitan conciliar el desarrollo personal con el profesional configurando profesionales que se adaptan a necesidades cambiantes.

4. El Desarrollo. En la propia denominación de la Fundación se incluye la palabra Desarrollo por lo que entendemos que es necesario posicionarnos sobre qué entendemos por desarrollo. Al señalar que la Fundación desde sus inicios pretende promover el desarrollo de la enfermería, se trasgrede de la connotación económica para entender el Desarrollo en términos de desarrollo humano.

Por tanto con dimensión en salud, educación, reconocimiento, respeto y participación. Pero además, queremos enfatizar nuestro valor y principio de acción en promover un Desarrollo Sostenible. La promoción de acciones que deriven en un desarrollo sostenible en un grupo humano profesional como es la enfermería implica hablar de desarrollo sostenible culturalmente, es decir, emprender acciones coordinadas con este colectivo, creando capacidad en ellos mismos a partir de sus propios procesos, de sus conocimientos y sus necesidades sentidas. Los procesos de desarrollo no pueden basarse en un fin sin contar con la plena participación de los protagonistas que han de vehiculizar el cambio. En este sentido, si las propias enfermeras se autoperciben como meras ayudantes técnicas y no creen que la formación, la investigación y la metodología son herramientas útiles no sólo para mejorar sus conocimientos y su capacidad técnica sino también para mejorar su capacidad de análisis, desarrollar instrumentos y prácticas eficaces, incidir en la medición de los resultados, reforzar su capacidad de planificación y gestión y, por tanto, para ser incluidas en los órganos políticos de decisión y poder, no se creará la cultura de superación a través de estas herramientas, ni se desarrollarán en este sentido.

Sin embargo, si ellas se sensibilizan respecto al tema, el cambio de actitud se mantendrá en el tiempo, es decir, el desarrollo será sostenible culturalmente.

5. La cooperación: La salud es un pilar básico de la cooperación porque permite aumentar los índices de desarrollo humano de las sociedades, gracias al papel desempeñado por colectivos como las enfermeras. La comunidad internacional reconoce la salud como un derecho de todas las personas y un factor necesario para el ejercicio efectivo de los derechos humanos en general. Por ello es necesario lograr que la población goce de buena salud como una garantía para estimular su desarrollo humano. De hecho, la Organización Mundial de la Salud considera a las profesionales de enfermería como motores de desarrollo para la consecución de un cambio que pueda propiciar la estrategia de “Salud para todos” y la obtención de los Objetivos del Milenio en 2015. En este contexto, la enfermera va asumiendo de forma progresiva nuevos roles y ámbitos de actuación.

La necesidad de transformar la realidad para mejorar la salud de las poblaciones empobrecidas es la razón de ser de los proyectos de cooperación enfermera de la Fundación para el Desarrollo de la Enfermería (FUDEN). Así, la enfermería desempeña un papel central a la hora de lograr objetivos como la reducción de la mortalidad de los niños menores de cinco años, la mejora de la salud materna y la disminución de la incidencia de enfermedades como el VIH/Sida, la malaria y la tuberculosis, incluidos en los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

Desarrollo gremial. Las posibilidades de acción, mediante la asociación gremial permite un acceso de los enfermeros a órganos de poder, pudiendo lograr la mejora en las condiciones laborales de estos profesionales. La existencia y promoción de espacios enfermeros que permitan el desarrollo del gremio es una de las prioridades de la Fundación ya que este tipo de organizaciones e iniciativas, en cualquier país, permite fomentar el sentido de pertenencia, identidad de la profesión enfermera así como el acceso a determinados espacios de poder, hasta ahora acotados para las enfermeras, como en muchos países las universidades o los órganos de poder y decisión de los centros sanitarios y hospitales. Por este motivo la Fundación promueve el desarrollo de cualquier tipo de actividad que fomente la integración de profesionales e impulse el sentido de pertenencia con el objetivo de ayudar a la identificación del colectivo y a desarrollar diferentes aspectos del trabajo del mismo. La creación de alianzas estratégicas entre organizaciones es fundamental para impulsar el desarrollo del gremio enfermero. Al respecto, la Fundación impulsa de manera constante este tipo de asociaciones con organismos como las universidades para apoyar la evolución de la profesión enfermera. En el plano internacional FUDEN considera imprescindible fortalecer las estructuras enfermeras de cada país comprometiendo a las organizaciones de enfermería y a las enfermeras en su propio desarrollo y estimulando su deseo de mejorar su contribución a la salud de las personas”, así como fomentar la cooperación SUR-SUR. Sin embargo, la escasez en cantidad y calidad de enfermeras es el mayor problema de los recursos humanos en la mayoría de las regiones mundiales. Para tratar de corregir la situación nos encontramos en el decenio de los recursos humanos en el sector salud, que finaliza en el año 2015. En España, la enfermera debe desempeñar funciones de agente de desarrollo y sensibilización, al ser una pieza fundamental de la estructura funcional y organizativa del sistema de salud y el nexo de unión entre el sistema sanitario y la comunidad.

FUDEN

La FUDEN

La Fundación tiene valor concebida con las siguientes funciones:

  • Catalizador de esfuerzos: de las necesidades sentidas por los profesionales y la pertinencia institucional y legislativa.

  • Armonizador de acciones y de actores: de la profesión, la sociedad, el gobierno, las instituciones, asociaciones, etc.

  • Estímulo y acompañante en el proceso de desarrollo de la enfermería.

  • Servicio de promoción: no de imposición de procesos, sino de aprovechamiento y motor de los procesos demandados por los profesionales y la sociedad.

  • Agente de transformación social: promueve a través de la reflexión crítica, análisis y formación, cambios en el entorno

Acción transversal

Estrategias de acción transversal: Género, Medio Ambiente y Derechos Humanos.

FUDEN entiende que existen una serie de contenidos de varias disciplinas que deben ser contemplados en la actividad fundacional de la organización, entendiéndose desde el punto de vista de la complementariedad, ya que impregnan la totalidad de las actividades y servicios realizados por la Fundación. Estos contenidos son lo que vienen a determinarse como Estrategias de acción transversal para la organización.

Este es el caso del enfoque de género, el respeto al medio ambiente y los derechos humanos, disciplinas que no pueden plantearse únicamente como valores paralelos para la organización, sino que deben aparecer integrados en la totalidad de las acciones de la misma y en la dinámica diaria de sus procesos.

Género

FUDEN entiende la transversalidad de género como sinónimo de enfoque de género integrado, es decir, la incorporación a sus políticas y líneas de actuación el principio de igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres.

El género es una estrategia de acción transversal de la Fundación, no sólo porque en la profesión enfermera el 80% de los trabajadores son mujeres y por tanto los beneficiarios directos de las acciones emprendidas por FUDEN son éstas, sino porque:

Promueve acciones a partir de la identificación de las necesidades estratégicas de estas mujeres enfermeras, como el acceso a una formación cualificada, con condiciones de trabajo dignas y participación en los órganos de poder.

Promueve acciones que permiten dar prestigio al cuidado como trabajo, y como consecuencia a sus trabajadoras, con el objetivo de visibilizar la aportación del sector servicios al mantenimiento de la sociedad y hacer visible su importante contribución al bienestar de la población, no sólo económica. Dentro del marco de la cooperación al desarrollo, la visión de género toma especial relevancia para FUDEN, que entiende la igualdad de género y el pleno ejercicio de los derechos de las mujeres como piezas clave del desarrollo, en base a las siguientes premisas:

  • 2/3 de la población que vive en pobreza extrema son mujeres. Según la IV Conferencia de las Naciones Unidas sobre la Mujer, celebrada en Pekín en 1995, el 70 por ciento de los pobres del mundo son mujeres, de ahí el concepto de feminización de la pobreza.
  • En el conjunto del mundo, la enfermería es una profesión femenina y feminizada, por lo que su desarrollo y promoción ya suponen, en sí mismos, una política de igualdad de género y de autonomía de la mujer.
  • El acceso de la población a unos cuidados de salud dignos, llevados a cabo por las enfermeras, permite romper el binomio pobreza y enfermedad. La desigualdad de género impide el progreso del conjunto de los Objetivos del Milenio, así como del desarrollo humano de las sociedades.
  • Los derechos de las mujeres, económicos, sociales, políticos, sexuales y reproductivos, así como su acceso a la salud son derechos humanos.

 

Derechos Humanos

Como actor social, y con la responsabilidad que ello conlleva, FUDEN debe garantizar, independientemente de su objeto social, el respeto a los derechos humanos. Para la Fundación, la salud es un derecho de todas las personas y un factor imprescindible para el ejercicio efectivo de los derechos humanos.

Así mismo, y exclusivamente dentro del marco de actuación de FUDEN, los derechos fundamentales a la educación y a la salud son base indiscutible de las acciones de la Fundación.

El artículo 26 de la Declaración Universal de Derechos Humanos señala que toda persona tiene derecho a la educación. FUDEN entiende la educación no sólo como un derecho inherente a los ciudadanos de ámbito nacional e internacional, sino también integrada en el contexto de los derechos sociales, como el derecho a la salud o al trabajo, que se interconectan y potencian entre sí. Para FUDEN el derecho a la educación se vincula indiscutiblemente al desarrollo pleno de las personas, o lo que es lo mismo, al concepto de Educación para el Desarrollo. La educación constituye a todos los niveles una herramienta privilegiada para el cambio social, la lucha contra la pobreza y la construcción de un mundo más justo.

Además de ser un derecho vinculado al desarrollo pleno de las personas, la educación incide decisivamente en las oportunidades y la calidad de vida de los individuos, las familias y las colectividades. Es indiscutible el efecto de la educación en la mejora de la salud de las personas, los cambios en la estructura de la familia (en relación con la fecundidad y la participación en la actividad económica de sus miembros, entre otros), la promoción de valores democráticos, la convivencia civilizada y la actividad autónoma y responsable de las personas.

Por otro lado, es base de la actuación de FUDEN la promoción del derecho a la salud. El derecho a la salud está consagrado en numerosos tratados internacionales y regionales de derechos humanos y en las constituciones de países de todo el mundo, como elemento indiscutible para lograr el desarrollo y bienestar de las poblaciones.

FUDEN como organización catalizadora de los esfuerzos de los profesionales de la salud, enfermeros y enfermeras, mantiene como línea estratégica de actuación la salvaguarda de este derecho, no en su acepción más básica, como el derecho de toda persona a estar sana, sino como organización contribuyente a garantizar la mejora de los servicios de salud y de la prestación sanitaria ofrecida por sus profesionales así como a propiciar el acceso del conjunto de la población a los sistemas públicos de salud, de modo que sus beneficiarios puedan lograr las condiciones que les permitan vivir lo más saludablemente posible.

Por último, FUDEN hace hincapié en la unión entre salud y desarrollo, en el sentido en que el estado de salud de la población es un factor indiscutible que condiciona el desarrollo de una sociedad. Una salud precaria disminuye la capacidad laboral y la productividad de los adultos, y afecta al desarrollo físico de los niños, así como a su escolarización y aprendizaje. FUDEN apuesta por la mejora de atención primaria, la salud reproductiva y la salud ambiental como elementos decisivos a la hora de elevar los niveles de salud.

Medio ambiente

FUDEN contempla el concepto de medio ambiente en un sentido amplio, más allá de su consideración meramente física y biológica, sino también en relación su vertiente económica y sociocultural, entendiendo por tanto dentro de la problemática medioambiental no solo las cuestiones relativas a contaminación o vertidos, entre otros, sino también los problemas ligados a cuestiones sociales, culturales, económicas etc, acercándose de este modo a la idea de contribución al desarrollo sostenible, de modo que se garantice la adecuada calidad de vida para las generaciones actuales y para las futuras.

A tenor de la definición acuñada por la Comisión Mundial del Medio Ambiente de la ONU en 1987 sobre desarrollo sostenible, donde se contempla como un “desarrollo que satisfaga las necesidades del presente sin poner en peligro las capacidad de las generaciones futuras para atender sus propias necesidades” FUDEN se compromete a garantizar en sus actuaciones el control de los recursos propios de los países en desarrollo con los que trabaja, así como a preservar el medio ambiente como parte integrante del desarrollo económico y social de las regiones.

Para ello, FUDEN incluye como estrategia transversal en todas sus actuaciones la educación ambiental, teniendo en cuanta la relación existente entre la problemática del medio ambiente con todas y cada una de las acciones que la organización lleva a cabo.

FUDEN, tomando conciencia del entorno en el que trabaja, asume la responsabilidad de contemplar el respeto al medio ambiente como actitud organizacional, que conduzca a la conservación y mejora del medio donde actúa.

Así mismo, es importante resaltar la relación existente entre salud y medio ambiente. Es indiscutible el efecto que los factores ambientales nocivos provocan en la salud de las personas, y como las enfermedades que provocan son contempladas en los planes sanitarios de cada país o región, afectando a la organización de los sistemas públicos de salud y a su personal sanitario, entre ellos los profesionales de enfermería. El fomento de la educación para la salud entre la población, el desarrollo de programas de atención primaria y la dotación de las infraestructuras necesarias para cuidar el medio ambiente en materia de salud son algunas de las políticas que FUDEN seguirá implementando en los países donde coopera, tal y como ha venido ocurriendo hasta el momento.

2013-2016

Objetivos

Planificación estratégica