Proyectos internacionales

La salud es un derecho

La salud es un derecho

La salud es un derecho

La salud es un derecho de todas las personas y un factor imprescindible para el ejercicio efectivo de los derechos humanos así como un componente esencial para el desarrollo. Por ello es indispensable que la población tenga acceso a unos servicios sanitarios de calidad, que respondan a sus necesidades. En este sentido, la enfermería soluciona la mayor parte de las carencias en los países con menor índice de desarrollo humano, así como responde a las expectativas de salud de las personas, familias y comunidades.

En la actual coyuntura de la cooperación, con el impacto negativo provocado por el recorte de los presupuestos en materia de solidaridad, la transferencia de conocimiento es uno de los principales valores de las políticas de desarrollo. Al respecto, FUDEN considera que las enfermeras desempeñan un papel relevante en la mejora de la salud de las poblaciones, ya que su principal herramienta de trabajo, la promoción de la salud, no requiere grandes inversiones en recursos e infraestructuras, sino una formación adecuada y cualificada que las dote de las habilidades necesarias para promover cambios en el ámbito de los cuidados y mejorar el acceso de la población a los sistemas sanitarios públicos. Las enfermeras, como colectivo profesional, tienen las mismas necesidades para garantizar la calidad de los cuidados que prestan a la población, sea cual sea el país en el que se encuentren. La formación y los medios materiales de los que disponen son aspectos claves de la atención que ofrecen. Su trabajo es básico para reducir la mortalidad de los niños menores de cinco años, mejorar la salud materna y disminuir el impacto de enfermedades como el VIH/Sida, la malaria y la tuberculosis.

FUDEN prosigue con su trabajo en la promoción de la profesión enfermera en los países empobrecidos como garantía del acceso de la población a los cuidados básicos de salud. También ha contribuido a la mejora de la salud materna e infantil de las poblaciones con menos recursos y a la garantía de una atención sanitaria digna a la que acceda, sin restricciones, el conjunto de la población, a través de un modelo integral de la salud, y, por tanto, de los cuidados. En España, FUDEN ha trabajado con el fin de sensibilizar a la sociedad sobre los problemas de salud de las poblaciones con menos recursos, en especial entre la población escolar. Sus programas han permitido a las enfermeras españolas iniciarse en el ámbito de la cooperación enfermera a través de iniciativas como "Vacaciones Solidarias". La igualdad es una estrategia de acción transversal en todos los programas de FUDEN. Por ello, los proyectos ejecutados han fomentado políticas de igualdad de género y garantizado el derecho a la salud sexual y reproductiva de la mujer.

A juicio de FUDEN, la cooperación enfermera resulta fundamental porque aporta conocimiento y experiencia y, sobre todo, fomenta la educación para la salud como un valor fundamental del ser humano.