Movimiento de la pelvis y sus posturas durante el embarazo y el parto

posturas-parto

Leticia Piney

21 de octubre de 2021

El propio cuerpo puede ser el mejor aliado de la matrona para ayudar a la gestante en el embarazo y parto

Todos sabemos la enorme trasformación física que implica un embarazo. La mujer modifica su cuerpo para poder adaptarse a este nuevo estado y sufre múltiples cambios a nivel anatómico y fisiológico en muy poco tiempo.

Una de las funciones de la matrona es acompañar a la mujer en esos cambios, ayudarle a adaptarse a ellas y darle herramientas que le ayuden a hacer más fácil el desarrollo del embarazo y del parto. El movimiento del cuerpo y, en especial, de la pelvis y el trabajo de las posturas de la mujer pueden ayudar mucho en esta tarea.

Pero, aunque la matrona esté dispuesta a ello, a veces, se encuentra muchos baches en el camino. La falta de tiempo, las instalaciones poco idóneas, la falta de colaboración, falta de conocimientos…

Esta semana, en el Centro de Simulación Clínica hemos tenido la suerte de contar con tres magníficas matronas que nos han ofrecido una formación sobre movimiento de la pelvis y posturas en el embarazo y parto.

Pero las alumnas no han venido solo a aprender posturas que practicar con la gestante, o para practicar ejercicios que enseñarles. Han venido a entender cómo el trabajo del movimiento de la pelvis puede ayudarles a facilitar su trabajo en la gestación y parto y cómo les permitirá solventar complicaciones que pueden aparecer durante el mismo.

Por eso, las docentes empezaron por el principio, recordando los fundamentos anatómicos y fisiológicos, pero no lo hicieron a través de una clase teórica. Las alumnas construyeron por grupos sus propios modelos del útero y sus ligamentos con plastilina, para recordar y fijar el conocimiento anatómico. Luego, formaron las diferentes capas del suelo pélvico y sus músculos con Foam. Al usar la creación como método, se garantiza un aprendizaje más duradero.

Después, estuvieron practicando diversas rutinas de ejercicios que pueden ayudar a la gestante durante las diferentes etapas del embarazo, prestando especial atención a la preparación de la pelvis y musculatura adyacente. En cada ejercicio se detenían a estudiar qué musculatura estaba implicada y en qué ayudaba ese ejercicio.

El segundo día trabajaron de forma más intensa las posturas y movimientos en el parto. Comenzaron con algunas técnicas como el rebozo o el manteo, que llevan usándose de forma tradicional en algunas culturas como, por ejemplo, la Mejicana. Estas técnicas ayudan a disminuir el dolor de las contracciones y permiten la acomodación del bebé y la madre para el parto.

posturas-parto-3

También practicaron estiramientos de la musculatura y ligamentos pélvicos, que pueden ayudar a una gestante durante el proceso de parto. Mediante posturas simples que pueden, en ocasiones, incluso realizarse en la cama y con la implicación del acompañante de la mujer.

posturas-parto

Después, pasaron a posturas más elaboradas y complejas, algunas de ellas con el objetivo de solucionar complicaciones que puedan aparecer o de ayudar a reactivar el parto cuando está estancado o el bebé no progresa por el canal del parto.

posturas-parto

posturas-parto

Se practicaron las diferentes técnicas incluso teniendo en cuenta diferentes situaciones, como, por ejemplo, que la gestante estuviera bajo el efecto de la epidural, tuviera dolor o limitación en la movilidad. Se ayudaron de balones, pelotas, perneras y diferentes elementos que fácilmente pueden encontrarse en un paritorio o una consulta.

posturas-parto

Se hicieron diversos casos para que las alumnas pusieran en práctica lo aprendido. Las docentes insistieron mucho en que todas las alumnas probaran las posturas y técnicas para que pudieran sentir y experimentar el proceso. De esa forma, es mucho más sencillo enseñarlas y recordarlas.

Las alumnas salieron muy contentas con lo aprendido, una de ellas nos ha comentado que ya desde el día después de finalizar el curso ha puesto en práctica algunas de las técnicas.

Y este es uno de nuestros lemas, es necesario la práctica, la experiencia, el hacer para aprender de forma eficaz, la aplicación de lo aprendido a tu trabajo es lo que termina de cerrar el círculo de una formación de éxito.

En los próximos meses repetiremos este curso, si eres matrona y te interesa desarrollar estas nuevas herramientas para tu práctica asistencial no puedes perdértelo.

Quizás también te interese leer…

0 comentarios

Share This