Cómo NO preparar una OPE de enfermería (parte 2)
6 de octubre de 2022
como-preparar-ope-enfermeria

Estudiar para enfrentarse a una OPE de enfermería

Estudiar para enfrentarse a una OPE de enfermería, obtener una buena nota y conseguir una plaza son los objetivos más perseguidos por los opositores. Hay quien tiende a pensar que hay claves, secretos y trucos ocultos: hablemos de lo que nunca se cuenta

Efectivamente, esta es la continuación de la primera parte de “Cómo NO preparar una OPE de enfermería”. En la anterior publicación empezamos a construir nuestras ideas señalando algunos de los errores más comunes que se pueden cometer al preparar una oposición. El primero de ellos es carecer de un método de trabajo y de una convicción firme. Hoy, sin embargo, vamos a hablar del material de estudio

El material de estudio: “los temarios”, tal y como los conocemos en el mundillo de las oposiciones. Si alguien me preguntase ahora por un error fácilmente detectable y que se modificase de manera sencilla y con poco esfuerzo, lo tendría claro; le preguntaría a esa persona “cómo son tus apuntes”. 

Como sucede en la buena artesanía, generar recursos de estudio es un proceso que se elabora paso a paso, cuidando con mimo cada una de las capas que serán a la postre el sostén de la siguiente. Cuando se llega al final del proceso solo quien creó la obra sabe todo lo que hay debajo: el tiempo, el esfuerzo, el motivo de las entrañas… simultáneamente, desde fuera tan solo se vislumbra una estética película final que recubre todo lo construido. 

¿Por dónde empiezo?

Vamos por pasos, ¿cómo arrancar? Si quieres mi consejo, empieza esquivando la primera bala: no te cargues innecesariamente de material. Este axioma te debe acompañar en todo momento tu camino hacia una plaza en la OPE de enfermería, pero, al principio, cuando se empieza a diseñar una estrategia de trabajo, es muy tentador armarse hasta los dientes y empezar a amontonar sobre tu escritorio manuales de diferentes lugares, recopilatorios antiguos de una compañera, los ultra-resúmenes que dio una academia, 3 o 4 grandes manuales (por si acaso), una copia de La Constitución del 78 y una veintena de infografías maravillosas que resumen en 2 páginas una patología concreta. Si este es tu caso, fenomenal, ya has actuado como el 95% de nosotros cuando no sabíamos qué era una oposición. Si este es tu caso, imagina que has empezado el Camino de Santiago con 4 pares de pantalones, un albornoz, unos tacones y una blusa de vestir…  

Esto, lo leerás y escucharás a menudo en Opofuden: casi siempre “menos es más”.

Aunque al principio no sepas cuándo dejar pasar una información, con el tiempo acabarás descubriendo que el principal factor limitante en la preparación de una oposición es el tiempo.

Por más que quieras, no puedes permitirte el lujo de profundizar hasta el tuétano de cada materia, ni tampoco leer cuatro veces el mismo tema explicado de diferentes maneras. Eso solo puedes aplicarlo en casos muy puntuales cuando un contenido de altísima relevancia se te atasca, o no logras dominarlo, pero, emplear esa sistemática constantemente solo te conducirá al fracaso: conseguir así una plaza de enfermería es una tarea casi imposible

¿Quieres mi consejo en este caso? Si vas a una academia o trabajas a través de una plataforma, fíate de lo que te ofrecen. El primer recopilatorio de material que te suministren debe ser el punto de partida. Por más que te cueste, cree en ellos. Puede que no todo lo que tiene cabida en una oposición esté ahí, pero, del mismo modo, si tienes en cuenta que te enfrentas a una oposición con temario abierto, ¿qué clase de manual podría abarcar la inmensidad de un título como “valoración y cuidados del paciente cardiológico. Principales patologías, IAM y arritmias”? Bajo ese título, por desgracia, cabe cualquier cosa relacionada con la cardiología, desde la fisiología hasta el puntaje de la última escala. Si intentas llenarte de manuales para saber “de cardio” y con ello responder, seguramente estés firmando tu sentencia.

Una plaza fija no se obtiene desde el conocimiento teórico, se obtiene sabiendo qué se pregunta y cómo se responde en un examen de OPE. 

Diferentes vueltas de estudio

Una vez que hayas logrado no sucumbir a la tentación de morir sepultada en libros, intenta pensar siempre en que cada recurso que generes debe servirte de base para el siguiente estudio que realices. Del mismo modo que los temarios primigenios son la base de una primera vuelta, los resúmenes que generes en ella serán tu documento de estudio para la segunda vuelta. El esquema de la segunda vuelta es el documento de estudio para la tercera vuelta, etc. 

En Opofuden hemos desarrollado un plan basado en diferentes vueltas de estudio, explicando cuál es el objetivo fundamental de cada una de ellas, cuánto tiempo se destina, qué recursos se consumen, cuáles se generan y, obviamente, cómo deberías construirlos.  

Como ves, muchas veces el problema no es tu implicación o tu capacidad de esfuerzo. Aunque tu convencimiento sea inquebrantable, si no entiendes los tiempos de una oposición, si no sabes cómo estudiar, si no resumes adecuadamente y si no construyes para tu “yo” del futuro, es muy probable que hayas empezado a transitar una vía muerta: será solo cuestión de tiempo descubrir que ese camino no te conducía a ningún lugar. 

Nada me alegraría más que poder pensar que con estas líneas te hemos ayudado a entender la importancia de poseer una estrategia sólida y metódica: consideramos que es un punto innegociable. 

Si ahora, cuando leas la palabra “apuntes”, en lugar de pensar en un grupo de folios manuscritos, empiezas a imaginarte una estructura de múltiples capas donde cada una tiene un tiempo, un objetivo y un modo de construcción para poder sustentar el siguiente estrato, enhorabuena, ya vamos hablando el mismo lenguaje. 

Te deseo la mejor de las suertes y, por supuesto, si quieres, nos vemos en Opofuden.  

Quizás también te interese leer…

La memoria y el examen de oposición

La memoria y el examen de oposición

Durante la preparación de una oposición, nuestra memoria terminará siendo una facultad que se pondrá a prueba. Pero; ¿qué sucede con aquellos opositores que no tienen la fortuna de contar con ese valioso atributo?

leer más
Música para estudiar oposiciones

Música para estudiar oposiciones

Hoy abordamos otra de esas “verdades a medias” cuando preparas una oposición. ¿Es bueno escuchar música para estudiar oposiciones? Hablemos de ello.

leer más
Estudiar oposiciones; ¿en casa o en la biblioteca?

Estudiar oposiciones; ¿en casa o en la biblioteca?

Cuando estudias una oposición de enfermería, deberías plantearte siempre cuál es la mejor manera de actuar, es decir, cuál es la fórmula que se traduce en un mayor rendimiento o aprovechamiento de las horas que dediques al estudio.

leer más
preparar ope enfermeria

¿Quieres superar la OPE?

Aquí tienes un método diferente a todo lo que has probado hasta ahora

Somos un centro de alto rendimiento. Ponemos a tu disposición herramientas para afrontar una OPE con garantías. Te damos el método para entrenar y te acompañamos hasta el examen. 

¡Consigue tu plaza con Opofuden!