Mi día a día como enfermera no asistencial

enfermera-fuden

Leticia Piney

11 de mayo de 2021

Con motivo del Día Internacional de la Enfermería, nos hemos propuesto dar a conocer otras formas de ser enfermera. Es cierto que, cuando uno piensa en enfermería, siempre nos viene a la cabeza la imagen del cuidado asistencial a pie de cama, del trato directo con el paciente y, en esencia, esa es nuestra profesión; cuidar. Pero es cierto que la enfermería tiene otros muchos ámbitos, otras muchas formas de mejorar los cuidados de la población: hay enfermeras en colegios, en centros de trabajo, en medios de comunicación, hay enfermeras que se dedican a la investigación, a la gestión, a la cooperación y, también, a la docencia.

Por eso, en esta semana especial para las enfermeras, me he animado a contaros cómo es mi día a día como enfermera dedicada a la docencia. ¿Os apetece conocerlo? ¡Allá vamos!

6:15 Suena el despertador, aunque muchas veces es mi hijo pequeño el que me avisa de que ya es hora de despertar. El primer trabajo del día que realizo es el de madre. Entre mi marido y yo hacemos un baile muy bien sincronizado para preparar desayunos, ropas, tarteras de comida y abrigos para el cole y la guardería.

7:30 Salgo en coche de camino a Fuden. Por el camino oigo la radio, escucho las cifras de fallecidos y hospitalizados de COVID y, de inmediato, me vienen a la mente todas mis compañeras/os de la UCI (donde trabajaba antes), que estarán agotados por esta carrera de fondo que parece no terminar nunca.

8:00 Ya en el Centro de Simulación Clínica de Fuden me pongo con la primera tarea del día; revisar y guardar todo el material que utilizamos la semana pasada. En este caso hay bastante jaleo, tuvimos un curso de primeros auxilios para personal no sanitario y usamos varios maniquís de hemorragias, botiquines, muñecos de lactantes, material para inmovilización con medios de fortuna…

9:20 Después, me pongo con la corrección de trabajos fin de máster, en concreto, con la defensa oral de alguno de ellos. Para muchos de estos alumnos, enfermeros de urgencias en su mayoría, es su primer contacto con la búsqueda bibliográfica, investigación, bases de datos… Aún así, ¡han hecho un trabajo increíble! En sus exposiciones se les puede ver muy orgullosos del trabajo realizado. Y no es para menos.

11:00 Hablo con algunos docentes para próximos cursos que queremos ofrecer. El perfil de los profesores que dan cursos en el Centro de Simulación Clínica de Fuden es diverso, muchos trabajan en la asistencial y lo compatibilizan con la docencia y con sus vidas familiares. A veces, es increíble ver cómo pueden llegar a todo y dar el máximo. En concreto, estos días estamos preparando un proyecto muy chulo y divertido para finales de junio… Ya os contaremos.

12:30 Nos reunimos para organizar los Expertos Universitarios del próximo año académico. Este año ha sido complejo, pero también nos ha permitido aprender mucho. La virtualización de muchos de los talleres que hemos impartido nos ha abierto un nuevo campo. Sin embargo, todos los coordinadores tenemos muchas ganas de recuperar el terreno perdido, la formación presencial en nuestro Centro de Simulación Clínica, en definitiva, de volver a nuestra esencia.

14:15 Hablo con alumnos que están finalizando el Experto de Atención Extrahospitalaria. Están terminando sus prácticas hospitalarias después de mucho esfuerzo. Algunos de ellos están doblando en varios trabajos y haciendo el Experto a la vez. Cuando dicen aquello de que la enfermería es vocacional, no pueden estar más en lo cierto. Mucho tienes que amar tu profesión para meterte esas jornadas maratonianas y, aun así, sacar tiempo para ampliar tu formación y seguir actualizado.

15:30 Cambio mi tarea como enfermera y reanudo la de madre. Salgo de Fuden y me dirijo a buscar al pequeño a la guardería. En el camino veo un hombre que se ha desplomado en medio de la calle, hay dos policías cerca que se aproximan a ayudarle. Aunque tengo el “modo madre ON”, la enfermera que una siempre lleva dentro se cuela entre las rendijas cuando se necesita, así que, aparco el coche y me acerco a ver si puedo hacer algo hasta que llegue la ambulancia.

Y sí. Siempre se puede ayudar. Y ahí es donde también quiero estar.

Quizás también te interese leer…

0 comentarios

Share This