Ecografía para enfermería

curso-ecografia-para-enfermeria

Leticia Piney

7 de octubre de 2021

Si tienes herramientas que facilitan tu trabajo; ¿por qué no las usas?

Desde hace ya algunos años, la ecografía va adquiriendo más importancia en el ámbito clínico y ha ido estableciéndose como herramienta de consulta para muchos profesionales. Comenzamos viendo algunos médicos con ecógrafos portátiles a pie de cama, fueron apareciendo equipos en unidades de cuidados intensivos, después vinieron los equipos de enfermería de canalización ecoguiada… Hoy por hoy, en muchos de los hospitales y centros, podemos encontrar un ecógrafo que puede ser empleado por enfermería o medicina como herramienta de trabajo.

Pero todavía muchos no se atreven. Ven el ecógrafo como algo ajeno a su profesión, creen que es algo tan complejo que es inalcanzable para ellos y, además, surge el temido “para qué usar eso si siempre se ha hecho así”. Y, es que, la costumbre es una mala compañera de viaje, te ancla en el pasado y no te deja progresar, por eso, es mejor que miremos lo que nos dice la evidencia.

La evidencia nos muestra que el uso de la ecografía como herramienta de valoración y de ayuda a técnicas en enfermería, aumenta la seguridad del paciente y mejora los resultados de las técnicas a ciegas.

ecografia-para-enfermeria-cursoY, es que, la ecografía para enfermería puede aportarnos mucho. Todos conocemos los beneficios de usarla en punción ecoguiada, pero también es útil para otras muchas cosas. Por ejemplo, para la valoración del volumen de orina en la vejiga, lo que puede ser muy útil en casos de sospecha de retención aguda de orina, comprobar la colocación de una sonda nasogástrica, medir el volumen gástrico residual, chequear el estado de un dispositivo en la vía aérea, valorar la evolución de una úlcera por presión… En algunos ámbitos más especializados, como diálisis, las enfermeras ya la están empleando para elegir la mejor técnica de punción de una FAVI, comprobar su permeabilidad, valorar su evolución, valorar la colocación del catéter peritoneal…

Para que la ecografía sea un instrumento útil, la persona que la realiza debe saber interpretar lo que muestra, saber la diferencia de tonalidades y entramados, según las características de cada estructura a estudiar. Y, es que, como me decía mi mentor en ecografía: “tus ojos no ven lo que tu cerebro no conoce”, por eso, es vital para usar la ecografía que los enfermeros estén formados en ecografía, que no aprendan simplemente por imitación y práctica. Deben conocer el por qué de lo que muestra la imagen, los principios físicos, cómo orientarse, cómo elegir la sonda y optimizar la imagen. Debemos usar la ecografía de forma profesional, debemos poder describir lo que vemos en ella y para eso no hay otro camino que la formación y la práctica.

Una vez pasas esa barrera y de verdad entiendes la imagen ecográfica, es como si abrieras los ojos por primera vez, se abren posibilidades de ver lo que antes intuías o palpabas, de poder apoyar muchas de tus técnicas en una evidencia firme.

Por eso, es raro el que se inicia en este mundo de la ecografía para enfermería y no queda enganchado para siempre. Creo que es una puerta hacia el futuro, una forma de conseguir mejores cuidados de enfermería, una forma de mejorar nuestra profesión.

curso-ecografia

Quizás también te interese leer…

No se encontraron resultados

La página solicitada no pudo encontrarse. Trate de perfeccionar su búsqueda o utilice la navegación para localizar la entrada.

0 comentarios

Share This