La Fisioterapeuta Laura García Montes es una de las ponentes de nuestro I Congreso Nacional de FisioCommunity. Actualmente trabaja como fisioterapeuta Hospital General Universitario Gregorio Marañón y, desde de diciembre 2020 a agosto 2021, en la UCI y UCRI en el Hospital de Emergencias Enfermera Isabel Zendal. ¿Todavía no te has inscrito? Consigue tu plaza para asistir al I Congreso FisioCommunity. Investigación y Nuevas Tecnologías: Retos en Fisioterapia que celebraremos los próximos 10 y 11 de diciembre. La inscripción ya está abierta. Escoge cómo participar, online o presencialmente. Te esperamos.

Atención al paciente COVID agudo en UCI y UCRI

El día 11 de diciembre nos contará su experiencia en la atención al paciente COVID agudo en UCI y UCRI en la mesa “COVID y fisioterapia: tan esencial como siempre, tan protagonista como nunca”. En esta entrevista nos hace un adelanto de su participación en nuestro I Congreso y señala que “es una oportunidad super buena para dar visibilidad al trabajo que hacemos cada uno y poder compartir con los demás nuestro granito de arena. Con las ponencias de mis compañeros, seguro que voy a aprender un montón de cosas que yo, en mi ámbito no puedo abordar. El caso es estar en continua formación, a través de la asistencia a congresos en los que prima la formación continuada y la evidencia científica. Nuestra profesión es una profesión muy variable, siempre en continuo cambio y que, o nos ponemos las pilas, por decirlo de alguna manera, con este tipo de cosas o nos quedamos obsoletos. Así que me parece que es muy importante que los fisioterapeutas, ya se dediquen al ámbito respiratorio o a otro tipo de patologías, asistan y disfruten con el congreso”.

La relevancia de la Fisioterapia respiratoria

Los fisioterapeutas somos una parte muy importante en el abordaje de patologías respiratorias que están infradiagnosticadas, como el EPOC, las apneas del sueño, las crisis asmáticas…” comenta Laura y “el objetivo principal de nuestro tratamiento es optimizar la función pulmonar y, con ello, mejorar la calidad de vida de los pacientes que muchas veces está bastante mermada impidiéndoles, en muchas ocasiones, incluso salir de sus domicilios porque están conectados a sistemas de oxígenos domiciliarios. En el caso del COVID, que es en lo que se centra mi participación, facilitamos mucho la ventilación del pulmón y trabajamos la musculatura respiratoria. Nuestro trabajo se centra en intentar devolver al paciente su normalidad previa, en la medida de lo posible, y con las menores secuelas”.

COVID y la fisioterapia en UCRI y UCI

En estas unidades, la UCRI y la UCI, lo importante es enseñar al paciente a controlar sus síntomas, sobre todo en la UCRI, donde el paciente está consciente. “También nos centramos en que los pacientes realicen una ventilación funcional al menor coste energético posible. Eso quiere decir que hay pacientes que realizan un trabajo respiratorio excesivo que puede llegar al colapso de esa musculatura y acelerar una entrada en cuidados intensivos. Por lo que enseñarle a respirar al paciente de este modo es fundamental” continúa Laura y “en este punto, me gustaría destacar el trabajo conjunto con todos los profesionales enfermería, auxiliares, los especialistas médicos… el trabajo en equipo tan necesario para hacer lo que es mejor para el paciente”.

El trabajo de un fisioterapeuta en el Hospital Isabel Zendal

Laura ha permanecido hasta agosto de este año trabajando en el Hospital Isabel Zendal y nos cuenta que “cuando llegamos, no había un servicio de fisioterapia montado y no teníamos instalaciones. Fuimos tres voluntarias y, al principio, fue bastante duro pero muy gratificante porque remamos codo con codo porque todas teníamos los mismos objetivos. Y, a nivel personal, ha sido una experiencia muy satisfactoria que, sin duda, repetiría. Al principio nos encargábamos de labores asistenciales, de labores burocráticas, administrativas, recursos materiales, recursos humanos, asistencia, sesiones clínicas, formación… y allí el trabajo es muy multidisciplinar y es un trabajo en equipo fuerte. Al principio éramos muy pocas así que hacíamos lo que podíamos. Luego, cuando se fueron incorporando más fisioterapeutas al equipo, cada uno se encargaba de la parte en la que estuvieras más especializada”.

Unidad de Rehabilitación Funcional y pulmonar

El intenso trabajo de estos últimos meses en el Hospital Zendal ha supuesto la creación de dos unidades de rehabilitación, funcional y pulmonar, para favorecer la recuperación de los pacientes. “Montamos una Unidad de rehabilitación Funcional para tratar a aquellos pacientes que ya habían pasado el COVID, que habían estado con una estancia más prolongada y que tenían más problemas para volver a su domicilio. También para aquellos pacientes que, aunque no habían estado en UCI, sólo en planta o en la UCRI, tenían grandes disneas y desaturaciones. También montamos una unidad de Rehabilitación Pulmonar para realizar exclusivamente entrenamientos de esfuerzo, con un programa de entrenamiento aeróbico. Mi función principalmente era en la UCRI, realizando ejercicios respiratorios y movilización lo más activa posible, ya que el paciente es colaborador, y siempre adaptándonos al nivel de tolerancia de cada uno. Teníamos casos en los que realizábamos sesiones dos o tres veces al día ya que los pacientes no toleraban una sesión de fisioterapia práctica. En la UCI se favorecía el destete, que es esa retirada de la ventilación mecánica, hacíamos terapia con el ventilador, drenaje de secreciones, mejorar la ventilación… La verdad que ha sido un trabajo muy gratificante pero estresante. Ha habido algún momento que teníamos 600 pacientes”.

Fisioterapia y COVID persistente

Preguntamos a Laura sobre el COVID persistente y el trabajo de los fisioterapeutas y nos comenta que “lo más llamativo de estos pacientes sea quizá la fatiga tan exagerada que presentan y la disnea. Nuestro trabajo, más que al tratamiento, estaría enfocado a un entrenamiento al esfuerzo. Hay muchos pacientes que vestirse les supone una tarea desmesurada. Trabajar la tolerancia al ejercicio, siempre con monitorización de las constantes vitales y el entrenamiento de la musculatura respiratoria para favorecer que tengan una calidad de vida acorde a esa persona”.

¿Hasta dónde podemos llegar con nuestro trabajo? Ser reconocidos

Al hablar del reconocimiento social de la fisioterapia Laura afirma que “es necesario educar a la población e informar incluso más dentro del ámbito sanitario sobre nuestro trabajo porque no sólo abordamos patologías musculo esqueléticas. Abordamos un amplio abanico de opciones. Me gustaría señalar que es necesario la especialización en fisioterapia porque abarcamos la patología cardiovascular, respiratoria, neurológica, deportiva… La población es quizá el grupo menos informado porque no tienen acceso a saber qué podemos hacer. Cierto es que, hasta que no les pasa nada fuera de lo normal no saben en qué podemos ayudarles. Yo tengo pacientes con cirugías cardiacas que cuando vas por primera vez a verles se asustan, porque no saben qué les vas a hacer. Nuestra labor con pacientes oncológicos también es muy importante, en pediatría para el desarrollo motor del niño, en los problemas respiratorios de los niños… A mí me gustaría que se nos reconociera un poquito más la labor que realizamos y eso empieza por la educación. No somos masajistas. Podemos hacer muchas más cosas que la gente no sabe”.

Share This