29 de octubre día Mundial del Ictus

El ictus es una patología que, en nuestro país, afecta a una persona cada 6 minutos y que, hasta la fecha, constituye uno de los problemas sociosanitarios más importantes en la sanidad española. Sus consecuencias son muy variables; desde afectación motora, dolor, alteraciones sensitivas o trastornos del habla hasta déficits cognitivos. La dependencia que genera y la necesidad de cuidado derivadas de las alteraciones causadas por el ictus, imponen un alto coste en atención sanitaria y social. Los recursos en el cuidado continuado de las personas dependientes son limitados y es entonces cuando la familia se convierte en la red de apoyo más cercana.

Minimizar los déficits motrices

El objetivo principal para el tratamiento de esta enfermedad es prevenir la extensión del tejido lesionado y potenciar la capacidad del paciente para ser independiente. En este objetivo la fisioterapia es fundamental ya que se va a encargar de minimizar y adaptarse a los déficits o discapacidades motrices del paciente que ha sufrido un ictus y facilitar su reintegración social. La fisioterapia es un proceso activo que requiere la colaboración y capacidad de aprendizaje del paciente y de su familia.

En el hospital, instruimos, tanto a los pacientes como a los familiares, en los ejercicios y en las pautas en las que deben continuar trabajando tras el alta, haciéndoles partícipes de un programa de ejercicios en el hogar que pueden ejecutar de forma independiente. Entre otras recomendaciones, este programa incluye la necesidad de realizar ejercicio físico en una dosis segura y efectiva, acorde a la capacidad funcional y a las limitaciones del propio paciente y de su entorno.

Tasas de adherencia y abandono

A pesar de que las guías de práctica clínica para el manejo del ictus recomiendan de forma clara que los pacientes realicen ejercicio físico regularmente esta recomendación, en muchos casos, no se lleva a la práctica.

No existen datos oficiales sobre la tasa de adherencia a estos programas, pero sí conocemos a través de nuestra experiencia clínica que muchos de los pacientes los abandonan o los realizan de forma intermitente, sin llegar a alcanzar los objetivos esperados.

De manera general conocemos que existen diversos factores que influyen en la adherencia al tratamiento fisioterápico: relacionados con el paciente, con la condición de la enfermedad, con el sistema de salud y la atención médica, factores socioeconómicos y relacionados con el tratamiento.

A través de la experiencia derivada de nuestro trabajo diario, los fisioterapeutas identificamos la fatiga, la falta de motivación, la depresión o la alteración cognitiva como algunas de las causas concretas que conducen a la inactividad física y al abandono de los programas de rehabilitación.

Desde FisioCommunity creemos que es fundamental conocer cuáles son los factores concretos que llevan a no lograr la adherencia necesaria a los programas de rehabilitación en los pacientes que han sufrido un ictus para poder ponerles solución. Un problema multifactorial, que necesita una solución con un enfoque multimodal que haga partícipes al paciente y a su entorno. Entendemos que tenemos la responsabilidad de crear un entorno de confianza mutuo que permita identificar los factores individuales que dificultan la adherencia al tratamiento y ser capaces de proponer soluciones.

Estrategias para la mejora de la adherencia

Desde FisioCommunity proponemos diversas estrategias para mejorar esta adherencia. Durante la fase de hospitalización es fundamental que los profesionales proveamos de información individualizada al paciente y a la familia, tanto verbal como escrita, de los objetivos y beneficios del ejercicio físico y de los programas de rehabilitación a largo plazo.

Creemos que es fundamental concienciar al paciente de que la recuperación es un proceso es largo, que no debe dejarse llevar por la ansiedad, y que el inicio de la actividad física en el hospital y su continuación tras el alta es imprescindible para una buena recuperación.

Es nuestra función que paciente y familia se sientan acompañados a lo largo de todo el proceso y, para ello, contamos con herramientas de teleasistencia que nos permiten llevar a cabo este acompañamiento.

Elena Alonso

Fisioterapeuta/Docente de Itinerarios formativos FUDEN

Máster Oficial en Pediatría por la Universidad San Pablo CEU. Máster Oficial en Fisioterapia Respiratoria y Cardiaca por la Universidad Autónoma de Madrid. Especialista en Hidroterapia por la Universidad de Castilla la Mancha. Posgrado en Fisioterapia Uroginecológica.