«Personas que cuidan de personas»300330 evelin

18 de marzo, cuarto día de “encierro” para España y 21 días desde que el virus anunció su llegada a nuestro hospital. Dicen que tras 21 días se genera un hábito… Creo que esta vez no va a ser así.

Ya no nos tiemblan las manos al colocarnos las batas impermeables, el doble guante, las mascarillas, las gafas… Nos tiembla el alma, que está más fuerte y frágil que nunca…

Aunque las gafas de los equipos de protección se empañan por el sudor, por el calor, por el agobio… también se empañan de lágrimas contenidas, de preocupación, de angustia, de incertidumbre, de cansancio físico y psicológico…

La secuencia en estos días se repite… ingreso con dificultad respiratoria grave… el EQUIPO de intensivos preparado para hacer lo que mejor sabe hacer: CURAR y CUIDAR… Pero esta vez los EPIs nos separan entre nosotros y nos unen más que nunca ¡Qué orgullo ser parte de esta FAMILIA!

05 opinion evelin V2Pero quizás de los que más nos separan son de nuestros pacientes. Personas que entre sus constantes vitales alteradas la más visible es otra, otra que no entiende de parámetros, de escalas, de valores… una que carece de curva en la monitorización pero que todos podemos sentir… EL MIEDO.

Sale de sus ojos a borbotones antes de ser sedados e intubados mirando a personas porque, sí no sólo somos sanitarios, también somos personas… escudados en un EPI, mejor o peor… No nos ven con claridad, no nos distinguen a uno de otro, no saben quiénes somos, no identifican unos rasgos para tener una cara conocida que buscar cuando inicien su destete y despierten… porque haremos todo lo que esté en nuestra mano para que así sea.

Nos presentamos detrás de nuestro traje, seguro que saber el nombre de las personas a las que estás confiando tu salud ayude sacar piedras de la mochila del miedo. Explicamos qué vamos a hacer y para qué… necesitamos que saque más piedras de la mochila, el viaje será largo y cuanto menos peso mejor…

Con todo preparado para iniciar la inducción a la sedación, alguno de nosotros da la mano a la persona que inicia el viaje…- “No te preocupes, estaremos aquí para cuidarte…cuando despiertes no llevaremos el traje de protección y podrás sentir el calor de mi mano, esta vez sin doble guante” … un gracias con poca fuerza murmuran sus labios…

Porque si algo nos va a enseñar esta locura es que las PERSONAS tenemos eso que no nos pueden dar las máquinas ni la tecnología, eso que tanto echamos de menos estos días, eso que, aunque intentemos suplirlo con instagram, skype y video llamadas solo da el piel con piel… EL CALOR HUMANO.

Muchas son las muestras de ayuda desinteresada, de apoyo, de solidaridad, de empatía, de dejar de mirarnos a nosotros mismos y mirar al otro, de mirar juntos en la misma dirección y ser nuestra propia vacuna. Hoy más que nunca necesitamos del otro, hoy más que nunca somos PERSONAS QUE CUIDAN DE PERSONAS.

Estoy segura de que todo va a salir bien, que el COVID 19 se irá, pero por favor dejad que todo lo demás se quede… SEGUID CUIDANDO LO INVISIBLE.

Evelin Bernal Pérez
Enfermera. UCI del Hospital de Torrejón

Share This