Día Mundial del Agua, 2018

Mar 22, 2018

El agua y al saneamiento básico son esenciales para garantizar una calidad de vida digna y, en consecuencia, el cumplimiento de todos los derechos humanos. En este mensaje queremos incidir en la Fundación para el Desarrollo de la Enfermería, coincidiendo con el Día Mundial del Agua, este martes, 22 de marzo.

El Objetivo de Desarrollo Sostenible número 6 está relacionado con el agua limpia y el saneamiento. Incide en la necesidad de garantizar la disponibilidad de agua y su gestión sostenible, así como el saneamiento para todos. Señala como meta la reducción a la mitad de la proporción de agua dilapidada y aumentar su reciclaje.

El agua potable es un recurso escaso y limitado. Por este motivo, en contextos empobrecidos y vulnerables es necesario desarrollar estrategias que proporcionen el acceso a los recursos hídricos, especialmente entre los grupos de personas con mayor riesgo de exclusión, como ocurre con la población que vive en los bateyes de República Dominicana. En este país, Fuden Cooperación Enfermera promueve programas en sectores estratégicos que permiten un impacto medible y permanente en la salud de la población. Lo hace en colaboración con administraciones públicas españolas como el Principado de Asturias, a través de la Agencia Asturiana de Cooperación al Desarrollo, las diputaciones provinciales de Sevilla y Valencia o el Ayuntamiento de Oviedo.

El agua como fuente de salud. Educación para la salud y cuidados higiénicos, la aportación de las enfermeras

En República Dominicana, FUDEN fortalece a las enfermeras para que trabajen desde la Atención Primaria para planificar estrategias de promoción de la salud entre la población, convirtiéndose así en agentes de desarrollo de su entorno cercano. Con el objetivo de mejorar las condiciones higiénico-sanitarias de los habitantes de los bateyes, los proyectos de la Fundación forman a las enfermeras en educación para la salud y cuidados higiénicos, potenciando sus capacidades y promoviendo los recursos y medios con los que cuentan.

De forma paralela, la cooperación enfermera dota a los bateyes de recursos hídricos a través de la construcción de letrinas que evitan la contaminación del agua y disminuyen el riesgo de contagio de enfermedades infecciosas; la instalación de sistemas de agua potable y la distribución de electrodomésticos como lavadoras.
Como subraya Naciones Unidas, “una gota de agua es flexible. Una gota de agua es poderosa. Una gota de agua es más necesaria que nunca”. Bien lo saben en República Dominicana.

Share This