“Una sonrisa es la mejor medicina, y esa siempre la tengo puesta para ellos”

Mar 12, 2018

Cuando una enfermedad grave compromete la vida de un paciente, éste necesita cuidados, no sólo de carácter físico, también de carácter psicológico, tanto para él como para sus familiares. Estos cuidados los presta el profesional enfermero en cuidados paliativos.

El objetivo es brindar una mejor calidad de vida, ser apoyo emocional y acompañar en ese duro camino que supone una enfermedad terminal.

Rodrigo es enfermero de cuidados paliativos. Ayudar a entender la enfermedad, tanto al paciente como a la familia, es el principio de ese camino en el que les acompaña. “Es apoyo emocional, control de síntomas, control del dolor, es sentir que puedes aportar”, asegura Rodrigo.

Esta filosofía de cuidados paliativos nace en 1967 cuando Cicely Sounders funda el St Christopher’s Hospice; lo hace tras escuchar, investigar y atender a pacientes al final de la vida. Humanismo y medicina se unían en esta especialidad tan necesaria.

Cuidados Paliativos, el cuidado de la Enfermería. Humanismo y enfermería se unen para el paciente

La desinformación, la desorientación hacia lo que está por llegar, el no saber qué hacer o cómo expresarse…, los cuidados paliativos comienzan en la comunicación con el paciente pero, sobre todo, en la escucha, para a partir de aquí, saber prestarle la mejor de las ayudas, el apoyo más afectivo y confortable: “una sonrisa es la mejor medicina, y esa siempre la tengo puesta para ellos”, comenta Rodrigo.

Aunque Rodrigo se enfrenta con sus pacientes a la muerte, a la que considera parte de “esta aventura que es el vivir”, asegura no acostumbrarse nunca a ella, a esa situación: “trabajar en esta planta es como trabajar en una batalla, es estar al pie del cañón en todo momento. Es el cuidado de la enfermería puro y duro. Es agotador. Pero saber que con tu cuidado el paciente se siente mejor, el cansancio se olvida”.

Share This