«La Covid-19 ha influido en la imagen que la sociedad tiene de las enfermeras, pero no ha visibilizado toda su dimensión»

Feb 24, 2021

El pasado mes de Diciembre de 2020 Fuden y la Asociación Diabetes Madrid pusieron en marcha un campamento urbano para menores con diabetes, durante las vacaciones de Navidad, en las aulas de la Fundación. Durante dos semanas, los más de 50 niños y niñas que asistieron al campamento, atendieron a una serie de talleres destinados a la promoción de la salud: nutrición, bienestar y autonomía en la enfermedad de la Diabetes, que padecían muchos de estos menores.

 Este evento fue solo el comienzo de una colaboración Fuden-Asociación Diabetes que se formalizó con la firma de ambas entidades en el mes de enero. En este contexto, la Asociación Diabetes Madrid entrevistó a la directora de Fuden, Amelia Amezcua, con el objetivo de conocer más de cerca la misión y valores de la Fundación.

«Nuestro propósito es mejorar la posición de la enfermera en la sociedad, basados en la contribución de la enfermería a la salud de las personas. Nuestro sueño, desde el primer momento, ha sido la promoción de la profesión de enfermera como protagonista y garante de la salud de la población. Llevamos más de treinta años trabajando para que haya suficientes enfermeras, formadas y con recursos en todos los rincones del planeta. Es nuestra forma de garantizar el acceso universal a la salud, un derecho humano fundamental».

 

La Asociación, interesada en conocer los objetivos de la Fundación para el Desarrollo de la Enfermería, también mostró interés por conocer, de palabras de la directora, el papel de la enfermera.  Amelia, consciente de la fortaleza de la profesión, continuó en su empeño por visibilizar esa fuerza que muchas veces se cuestiona o invisibiliza y, sin embargo, es la propulsora de una salud universal sin fronteras existentes:

 

«La imagen de la enfermera siempre está ligada a la labor asistencial en hospitales, al acompañamiento durante la enfermedad y a la realización de técnicas y procedimientos como las curas, inyectables, vacunas… Pero el papel de la enfermera va más allá. Cuidamos a lo largo de todo el ciclo vital, también cuando no estás enfermo. Acompañamos a las personas ante cualquier desafío de salud. Cada uno vive estos desafíos de forma individual según sus recursos (materiales y cognitivos), su capacidad y su disposición o motivación. Nuestro papel es identificar estas necesidades de cuidados, incluso de forma preventiva, anticipándonos y acompañando a las personas en el desarrollo de las capacidades que le permiten tener una vida plena y de calidad. Todos necesitamos cuidados a lo largo de la vida, solo que en unos momentos de forma más intensa y especializada que en otros».

 

La Covid-19 ha sido un impulso al reconocimiento de la Enfermería, visibilizando el papel fundamental de la enfermera, no solo en la salud universal, sino también en el cuidado, investigación y educación para la salud, mostrando los diferentes caminos y herramientas que la enfermera desarrolla en su carrera. Ante esto, la directora de Fuden destacaba esa visibilidad reconocida durante la pandemia, pero dejaba ver su preocupación por la falta de poder, todavía, en la toma de decisiones trascendentales en la ámbito de política.

 

«La Covid-19 ha influido en la imagen que la sociedad tiene de las enfermeras, pero no ha visibilizado toda la dimensión de las enfermeras, poniendo en valor el trabajo de cuidado más allá de la enfermedad. Estos meses sí hemos mostrado valores como la solidaridad, la capacidad de trabajo, la generosidad, la valentía o el coraje profesional que definen a nuestro colectivo. Esto ha sido positivo, porque ya se alzaban discursos donde a determinados servicios públicos, como los sanitarios, se nos veía como unos privilegiados, con pocas cargas de trabajo. Se ha puesto de relevancia que siempre corremos al lado de las personas salvando cualquier circunstancia y dejando a un lado los intereses personales»

 

Lee aquí la entrevista completa, por la Asociación Diabetes Madrid.

Share This